Seré un soldado más junto al pueblo

Expresó el General de Ejército Raúl Castro Ruz al resumir la sesión constitutiva de la Asamblea Nacional

cuba, raul castro, asamblea nacional del poder popular, parlamento cubano, miguel diaz-canel bermudez
Raúl aseguró el apoyo irrestricto del Partido al nuevo Presidente, compañero Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez. (Foto: Estudios Revolución)

En un discurso emotivo y abarcador en el cual se abordaron temas de la historia de Cuba, la etapa seudorrepublicana, la gesta revolucionaria, la construcción socialista y la situación internacional, el presidente saliente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, delineó las pautas e ideas generales acerca de las tareas a cumplir como parte del desarrollo del modelo político, económico y social cubano, en esta nueva etapa.

En un momento de lucha ideológica exacerbada en el continente y más allá, Raúl destacó la constante democratización de ese modelo y puso como ejemplo la constitución del nuevo Parlamento, donde el 53.22 por ciento son mujeres y el número de negros y mestizos es del 45.2 por ciento, mientras más de las tres cuartas partes de los 605 diputados nacieron después del primero de enero de 1959, fecha del triunfo de la Revolución.

“En lo que a mí se refiere —dijo—, continuaré desempeñando el cargo de Primer Secretario del Comité Central del Partido en mi segundo y último mandato, que expira en el año 2021, cuando se efectuará el VIII Congreso y concluya el proceso de transferencia paulatina y ordenada de las responsabilidades a las nuevas generaciones. A partir de entonces —agregó—,  si la salud me lo permite, seré un soldado más junto al pueblo defendiendo esta Revolución”.

Raúl aseguró el apoyo irrestricto del Partido al nuevo Presidente, compañero Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez que contribuirá a sostener nuestra arma más importante, que es la unidad, al tiempo que destacó que “la Revolución es la obra más importante que hemos hecho”.

En otra parte de su intervención, el Primer Secretario del Comité Central del Partido criticó la improvisación en la toma de decisiones, el apresuramiento, el paternalismo, el igualitarismo y la ingenuidad política, que tanto daño han causado en tiempos recientes. También fustigó el endeudamiento desmedido, la mala administración y la falta de eficiencia.

A propósito de este tema, el General de Ejército subrayó que no queda otra alternativa que planificar bien, saber ahorrar y suprimir todo gasto no imprescindible. Dijo que se impone asegurar que se obtengan los ingresos previstos que permitan honrar las obligaciones crediticias y, al mismo tiempo, garantizar los recursos para invertir en el desarrollo de los sectores priorizados de la economía nacional.  

Acerca de los cambios previstos a la Carta Magna, el orador puntualizó que serán para adecuarla a las actuales circunstancias del desarrollo del país, sin modificar el carácter socialista del Estado ni el papel dirigente del Partido Comunista en el poder.

En cuanto a los acontecimientos internacionales, Raúl señaló la renovada actitud neocolonial y hegemónica de Estados Unidos que se manifestó sobre todo con su actual política en la región y la exclusión de Venezuela de la reciente Cumbre de las Américas, efectuada en Lima, Perú. La delegación cubana —aseveró—, junto a Bolivia y otros países impidió allí que se conformara un frente unido contra la Revolución bolivariana.

Igualmente se refirió a la brillante intervención del canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla y la respuesta contundente que dio al vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, por sus palabras irrespetuosas y calumniosas contra Cuba y Venezuela.

El máximo dirigente partidista hizo una comparación entre la anterior administración demócrata de Barack Obama, cuando ambas naciones iniciaron un camino de acercamiento, con beneficios mutuos, y el retroceso experimentado a partir de la asunción del actual presidente del imperio, bajo cuyo reinado el bloqueo económico se fortaleció, se recrudeció la persecución financiera contra Cuba, Guantánamo permanece en manos yanquis como base militar, prisión y centro de torturas, y se alienta desde la Casa Blanca un clima de presiones y amenazas.

Acerca de ese comportamiento del gobierno norteamericano, cuyas últimas medidas agresivas enumeró, también apuntó: “No tenemos que recibir lecciones de nadie y mucho menos del Gobierno de los Estados Unidos”. Asimismo Raúl aseguró que cualquier intento de destruir la Revolución por medio de la exacerbación de la política agresiva enfrentará la mayor oposición del pueblo cubano.

Finalmente el General de Ejército ponderó las relaciones con Rusia, China y Vietnam y la fructífera colaboración que se desarrolla con estos países, censuró duramente la reciente agresión de Estados Unidos y algunos de sus aliados contra Siria, y advirtió que, mientras exista el imperialismo, el Partido, el Estado y el pueblo prestarán la máxima atención a los servicios de la defensa.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.