Tilda Trump de ridículas leyes migratorias de EE.UU.

Donald Trump, reforma migratoria
Trump volvió a cargar contra los demócratas al responsabilizarlos de permitir ‘fronteras abiertas, drogas y crimen’.

‘México y Canadá tienen leyes de inmigración difíciles, mientras que las nuestras son una broma de Obama’, apuntó el mandatario norteamericano

El presidente estadounidense, Donald Trump, tildó hoy de ridículas las leyes de inmigración norteamericanas y llamó al Congreso a cambiarlas, en la continuación de una serie de tuits dirigidos contra los demócratas, México y otras naciones.

‘Por más ridículo que parezca, las leyes de nuestro país no nos permiten enviar fácilmente a quienes cruzan nuestra frontera sur de regreso a su lugar de origen’, escribió el mandatario republicano en Twitter.

Según Trump, Honduras, México y otros países con los que Estados Unidos ‘es muy generoso’ mandan a muchos de sus habitantes a la nación norteamericana debido a sus ‘políticas de inmigración débil’.

Las caravanas se dirigen hacia aquí. Deben aprobar leyes estrictas y construir el muro, exigió al Congreso, al tiempo que volvió a cargar contra los demócratas al responsabilizarlos de permitir ‘fronteras abiertas, drogas y crimen’.

‘México y Canadá tienen leyes de inmigración difíciles, mientras que las nuestras son una broma de (Barack) Obama’, apuntó el jefe de la Casa Blanca, quien de forma habitual critica a su predecesor demócrata.

Los tuits de esta noche aparecieron en una jornada en la que el presidente, siempre presente en las redes sociales, se mostró más activo que de costumbre, con 13 tuits publicados hasta el momento, seis de ellos dedicados al tema de la inmigración.

En sus primeros comentarios de esta mañana en el servicio de microblogging, el jefe de Estado señaló que los agentes de la Patrulla Fronteriza y del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas son excelentes, ‘pero las débiles leyes de los demócratas no les permiten hacer su trabajo.’

‘Actúa ahora, Congreso, nuestro país está siendo robado’, apuntó el gobernante, quien reiteró que el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), el cual protege de la deportación a unos 700 mil jóvenes inmigrantes indocumentados, ‘está muerto’, ‘ya no funciona’.

Con esos pronunciamientos, Trump muestra un cambio de tono en relación con su postura de los meses recientes, cuando pareció estar más dispuesto a las negociaciones, y pasa a la posición dura con la que hizo campaña en 2016.

De acuerdo con el diario The Washington Post, eso se debe a las señales de que parte de su base conservadora está impaciente por ver cumplidas las promesas del muro fronterizo y otras medidas para reprimir la inmigración ilegal.

Con los tuits de estos días, el gobernante cerró la puerta a un acuerdo legislativo para proteger a los beneficiarios del DACA, culpó a los demócratas por el fracaso de ese programa que él decidió eliminar el año pasado y exigió a México tomar más medidas en la frontera.

Altos funcionarios de la Casa Blanca informaron este lunes a la prensa que la administración planea presionar nuevamente al Congreso para que apruebe propuestas destinadas a reducir el número de indocumentados que pasan el límite sur de Estados Unidos, particularmente los provenientes de países centroamericanos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.