Voces sinceras de la República – Escambray

Voces sinceras de la República

Tras la realización de la XX edición del Coloquio Voces de la República, ese espacio sigue distinguiéndose como uno de los más importantes espacios científicos del país

voces de la republica, sancti spiritus, cultura
Cada año asisten al evento investigadores de todo el país. (Foto: Cultura Espirituana)

Pensar en ser únicos cuando de realización de eventos se habla resulta casi una quimera. Proponer, cada año, una convocatoria que motive siempre el envío de casi un centenar de investigaciones tampoco es cuestión fácil. Crear prácticamente una familia entre quienes esperan edición tras edición para reunirse en la tierra del Yayabo se torna poco común. Mas, el Coloquio Voces de la República ha roto con toda idea estándar y en dos décadas se ha afianzado en el panorama nacional como uno de los espacios de pensamiento más reconocidos y aplaudidos del país.

A la vuelta de tanto tiempo, Carlos Gómez, vicepresidente de la filial espirituana de la Sociedad Cultural José Martí, considera categóricamente que el éxito del encuentro es dedicar sus jornadas al análisis holístico de una etapa de nuestra historia abordada hasta ahora sin todo el rigor científico, por lo que existe mucho desconocimiento.

“No solo han llegado propuestas de la política, como se supuso en una primera etapa, sino que desde diferentes tópicos como económico, social, cultural, militar, incluso con el tratamiento a personalidades nos hemos adentrado a una República que, como toda obra humana, tuvo aspectos positivos y negativos”, añade.

Por ello, el doctor Elvis Rodríguez Rodríguez, director de investigaciones del Instituto de Historia de Cuba (IHC), asegura que Voces de la República, rectorado por la filial espirituana de la Sociedad Cultural José Martí, se erige como un escenario vital en tiempos, cuando no pocos cantos de sirena pretenden generar ruidos para desestabilizar nuestro proyecto de país.

“Es la antesala de la Revolución, donde hubo pensamiento, acción, liderazgo, con personas interesadas en cambios y transformaciones. Hasta Sancti Spíritus vienen propuestas que nos develan sucesos locales, lo cual nos permite comprender la ocurrencia de fenómenos más complejos. Muchas de las cosas que se hicieron en ese contexto motivaron la necesidad del cambio en el pensamiento, acción y conciencia, por lo que hoy estamos aquí”, expresa.

Sin duda, despojar las pesquisas y análisis de los prejuicios sobre esa época aseguró el primer éxito del espacio entre los que se dedican a la reflexión científica en la actualidad.

“Voces… es vital para entender quiénes fuimos y dilucidar quiénes somos porque hemos heredado mucho de ese período histórico. También incide en lo que aspiramos ser. Lamentablemente, en no pocos espacios, sobre todo en Internet, consumido en su mayoría por la juventud, se ha empezado a construir muchas veces de forma artificial una memoria nostálgica del pasado tremendamente peligrosa. Y la denomino así porque muchas veces está vinculada a una percepción idílica que mira a esa República únicamente como un momento de esplendor y progreso de la nación. Su análisis objetivo nos sirve, además, para no repetirnos”, opina el doctor en Ciencias Filosóficas Maximiliano Trujillo Lemes.

A su juicio, los criterios que se entrecruzan y rompen con lo que más se ha divulgado sobre la República, siempre con un rigor científico, aislado de especulaciones, ya ha afianzado el evento para que obtenga la categoría de internacional.

“Sería muy interesante conocer qué opinan quienes no residen en la Isla de la Cuba republicana y ese contraste de criterios se aprovecharía para mostrarnos tal y como somos”, agrega el profesor trinitario de cuna y, desde hace varios años docente de la Universidad de La Habana.

PASE DE PÁGINA

Igualmente, este Coloquio ha logrado congregar investigadores, historiadores, profesores y periodistas porque sus memorias no quedan solo en la oralidad. Contra obstáculos objetivos y subjetivos, sus principales investigadores han publicado ya 12 ediciones del texto que reúne los estudios de mayor valía presentados en sus dos décadas de existencia.

Con sello de Ediciones Luminaria, el libro resulta un impulsor imprescindible para la presencia de numerosas personalidades.

Así opina Pedro León Llano, docente de la Universidad de Artemisa y autor de uno de los materiales que se puede hojear en la edición presentada en el XX Coloquio Voces de la República.

“De esa forma se duplican los conocimientos para mis alumnos y demás personas interesadas en el tema”, considera.

Asistente, desde el 2013, este investigador asegura haber encontrado una comunión de pensamientos que irradia una energía inspiradora para acompañar a las más jóvenes generaciones, ávidas de conocer y comprender el pasado y presente de la nación.

“Hay muy buena organización y el programa siempre te sorprende. Este espacio tiene un carácter académico porque, primero, investigas, obtienes resultados y, luego, captas ideas para futuras investigaciones”, concluye.

DOS DÉCADAS SÍ SON…

Al pasar revista a estos 20 años de vida del Coloquio Voces de la República, Juan Eduardo Bernal Echemendía (Juanelo), uno de sus máximos gestores, se estremece porque ha sufrido en carne propia lo real y maravilloso que supone sacar adelante un evento con la asistencia de participantes de casi todo el país. Mas, se regocija al comprobar que la idea surgida en los finales del pasado siglo hoy está más que viva.

“Me reconforta mucho ver cuántos rostros jóvenes participan. Además, este año como extensión del evento, en los municipios de Yaguajay, Jatibonico, Cabaiguán, Fomento y Trinidad, así como en todos los clubes de Sancti Spíritus, se realizaron acciones teóricas y artísticas mediante las cuales se habló, prematuramente, de la República”, asegura.

¿Retos?

“Mantener un evento anualmente, a pesar de las dificultades y limitaciones siempre ha sido posible porque la mayoría de las instituciones culturales nos han ofrecido su apoyo incondicional. Los organizadores que vengan tendrán seguramente la responsabilidad de que siga existiendo”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.