Aplican nuevas normas para las Cooperativas No Agropecuarias espirituanas

El aporte al presupuesto del Estado de estas estructuras supera en lo que va del año los 36 millones de pesos

La Ranchuelera es la única Cooperativa No Agropecuaria del sector de la Gastronomía en la provincia. (Foto: Vicente Brito / Escambray)
La Ranchuelera es la única Cooperativa No Agropecuaria del sector de la Gastronomía en la provincia. (Foto: Vicente Brito / Escambray)

Las Cooperativas No Agropecuarias (CNA) en el territorio entran en un nuevo ciclo al ponerse en vigor en todo el país normas jurídicas con el objetivo de perfeccionar el sistema de gestión, y, además, potenciar y regular un sector que ya se hace sentir en la economía del país.

Según datos ofrecidos por Yudiana Afonso, vicepresidenta del Consejo de la Administración Provincial encargada de rectorar esta actividad, Sancti Spíritus cuenta con siete cooperativas de ese tipo: una ornitológica y otra perteneciente a la gastronomía (La Ranchuelera), ambas en el municipio cabecera; la única del país que produce elementos de plásticos, en Fomento; otra que se dedica al reciclaje de desechos, en Taguasco, y tres de construcción. En los próximos días, precisó, los organismos implicados recibirán seminarios de actualización en aras de orientar y aclarar dudas acerca del documento.

De acuerdo con lo publicado en la Gaceta Oficial de la República de Cuba, entre las novedades resalta el hecho de que las CNA son estructuras en las que los socios tienen como principal contribución su labor personal y al mismo tiempo insiste en la relación de la cooperativa con el territorio donde está ubicada, toda vez que tributa al desarrollo económico y social de la nación desde el ámbito territorial.

También se refleja la necesidad de potenciar la educación y formación de los socios, de definir los requisitos para ser elegido presidente de una cooperativa, así como las causas de su revocación, además de que aparece la figura de “socio a prueba”, algo que ofrece  la posibilidad de evaluar las capacidades y cualidades del individuo para ser miembro de la misma.
Otra novedad es que se establece como principio de retribución económica la existencia de un límite máximo de tres veces entre el socio que más ingresos percibe y el de menos, con el objetivo de garantizar la distribución justa y equitativa de las utilidades, entre otras precisiones que involucra a todos los socios.

Según los directivos de la Oficina Nacional de Administración Tributaria en la provincia estas formas de gestión no estatal aportan en el 2019 hasta esta fecha ingresos superiores a los 36 millones de pesos, unos 17 más que lo tributado en el 2018, a lo cual se suma el hecho de que han tenido un desarrollo gradual ascendente, pues de que se crearon hasta la fecha tienen representación en cinco sectores importantes; generan empleos y permiten impulsar las fuerzas productivas en función de los objetivos del desarrollo territorial.

One comment

  1. Que empresa estatal puede informar que en un solo año su aporte a la economía creció en 50 por ciento o sea 17 millones de pesos???A todas luces la actividad económica privada y cooperativa es mucho más eficiente que las empresas estatal y solo reciben obstáculos…Las conclusiones son obvias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *