Asamblea Constituyente de Venezuela rechaza llamado a la violencia

La ANC no acepta la acción del comando de zona número 43 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) así como la incitación a la rebelión y a la desestabilización por parte de la Asamblea Nacional, parlamento en desacato

venzuela, asamblea nacional constituyente
El órgano constituyente hará frente a ese intento violatorio del Estado de derecho. (Foto: PL)

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela ratifica su rechazo a cualquier acción de grupos aislados de derecha para suscitar violencia y desconocimiento del nuevo mandato de Nicolás Maduro, aseguró este 22 de enero el diputado Gilberto Pinto.

La Comisión del Sistema de Defensa del ente repudia en ese sentido los sucesos de este lunes, cuando un pequeño grupo de militares con intereses ligados a la derecha venezolana protagonizó un alzamiento de insubordinación en el barrio de Cotiza, en el norte de la capital, subrayó.

En entrevista con el programa Al aire, de la cadena Venezolana de Televisión, Pinto recordó que el objetivo de la ANC es procurar y construir la paz en el país.

‘Es un espacio creado por los venezolanos en medio de un momento que procuraba la confrontación por un sector de la oposición. Venezuela es un país que va hacia la refundación de la República, la adecuación del marco jurídico y la creación de un nuevo Estado’, precisó el también vicepresidente de la Comisión de Defensa.

La ANC no acepta la acción del comando de zona número 43 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) así como la incitación a la rebelión y a la desestabilización por parte de la Asamblea Nacional, parlamento en desacato, cuya directiva fue declarada nula por parte del Tribunal Supremo de Justicia.

De acuerdo con el diputado, el órgano constituyente hará frente a ese intento violatorio del Estado de derecho.

‘Allí hay responsabilidades individuales en cuanto a lo que es el delito de insurrección militar, intento de rebelión’, dijo.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.