Wikileaks: Assange es espiado dentro de embajada de Ecuador

La denuncia de Wikileaks incluyó la proyección de imágenes, vídeos y documentos que fueron sacadas de la legación diplomática

julian assange, wikileaks
Assange se encuentra asilado en la embajada ecuatoriana en Londres desde junio de 2012. (Foto: PL)

El portal Wikileaks aseguró este 10 de abril que su fundador, el periodista australiano Julian Assange, es espiado dentro de la embajada de Ecuador en Londres, donde se encuentra asilado desde hace siete años.

En rueda de prensa celebrada este miércoles aquí, Kristinn Harfnsson, editor jefe del medio digital que se hizo famoso por revelar miles de documentos secretos del Departamento de Estado norteamericano, denunció que la vigilancia abarca las reuniones con sus abogados y las consultas médicas.

Assange ha sido víctima de una operación de espionaje extensa, en total violación a su privacidad, aseveró el periodista islandés, quien comparó la situación del fundador de Wikileaks con la película El Show de Truman, cuyo protagonista vive bajo el escrutinio de las cámaras de televisión las 24 horas del día.

De su lado, la abogada de Assange, Jenifer Robinson, consideró que el monitoreo atenta contra los privilegios abogado-cliente.

En la rueda de prensa también participó el excónsul de Ecuador en Londres Fidel Narváez, quien declaró que el Gobierno del país sudamericano ya no desea seguir protegiendo al fundador de Wikileaks, y hace todo lo posible para expulsarlo de la embajada,

La denuncia de Wikileaks incluyó la proyección de imágenes, vídeos y documentos que, según Harfnsson, fueron sacadas de la legación diplomática para tratar de extorsionar al portal digital por tres millones de euros.

El caso del periodista australiano, quien se encuentra asilado en la embajada ecuatoriana en Londres desde junio de 2012, volvió a cobrar notoriedad después que Wikileaks alertó la semana pasada que el Gobierno del presidente Lenín Moreno iba a cancelar su estatus de refugiado.

Aunque la Fiscalía sueca retiró en 2017 los cargos por los que había solicitado su arresto, la Policía Metropolitana de Londres tiene una orden de captura contra él por haber violado los términos de la libertad bajo fianza.

El periodista teme, sin embargo, ser extraditado a Estados Unidos, donde podría ser condenado incluso a la pena de muerte por divulgar información clasificada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *