Campesinos espirituanos se pronuncian por lograr mayor producción de alimentos

Inicia el proceso asambleario en las cooperativas campesinas de Sancti Spíritus como antesala del XII Congreso de la ANAP

sancti spiritus, agricultura, campesinos, anap
Fortalecer el desempeño de los grupos de trabajo para llegar a cada productor, una de las experiencias que aportó la asamblea. (Foto: José Luis Camellón/ Escambray)

De cara al XII Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), previsto para mayo del 2020, la membresía espirituana entró en el proceso orgánico de sus estructuras de base, un espacio que persigue mirar hacia dentro para contribuir a mejorar el funcionamiento de la organización en virtud de trasladar esa influencia al entorno productivo.

Si bien el interés mayor gira alrededor de los aciertos y puntos débiles que acompañan el andar diario de las organizaciones campesinas, las asambleas de balance en las más de 200 Cooperativas de Sancti Spíritus no pueden deslindarse de la misión agroalimentaria que recae sobre el sector, responsabilizado con las mayores producciones en renglones claves como la leche, el frijol, los cultivos varios, la carne, el tabaco y el café.

La arrancada del proceso no pudo tener mejor escenario: la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Ramón Balboa, de Cabaiguán, escogida para la reunión piloto de la provincia en reconocimiento a sus resultados económicos, productivos y sociales que tienen detrás avales distintivos como los más de 15 años de Vanguardia Nacional de la ANAP y ser la base campesina de mayores producciones en varios renglones agrícolas.

“Esta cooperativa tiene un funcionamiento estable en su estructura interna y cumple los planes porque hay una base campesina que se faja con la tierra, busca alternativas, cosecha y entrega la producción al Estado; por eso la falta de combustible de estos días no ha parado a la CCS y campesinos como Luis Hernández, Ángel Rodríguez y Agapito García agarran el carretón y llegan con sus producciones a los puntos de venta”, señaló Carlos González Hidalgo, vicepresidente de la junta directiva.

Esta especie de surco para el debate que se abre desde ahora y hasta fines de año en las cooperativas, para luego dar paso a los balances de los municipios y la provincia, tiene un común denominador: fortalecer el funcionamiento interno y el trabajo político ideológico en un momento en que el país reclama al sector mayor eficiencia en la explotación de la tierra, en el uso de los recursos que llegan y más producción.

En el encuentro primó como idea medular que la mejor respuesta de los campesinos ante la agresividad del gobierno norteamericano es trabajar con más unidad y lograr más producción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *