En medio de denuncias, Trump defiende centros fronterizos de detención

Trump se pronunció a favor de esos centros luego de que abogados que visitaron esos sitios denunciaron que se encuentran en pésimas condiciones

Mientras informes gubernamentales e independientes que hablan de hacinamiento e insalubridad, Trump sale en defensa de los albergues.
Mientras informes gubernamentales e independientes que hablan de hacinamiento e insalubridad, Trump sale en defensa de los albergues.

El presidente estadounidense, Donald Trump, defendió el estado de los centros de detención de inmigrantes en la frontera, a pesar de las crecientes denuncias sobre las malas condiciones que enfrentan los indocumentados.

He visto algunos de esos lugares y están bien manejados, están limpios, hacen un gran trabajo, declaró el mandatario republicano a reporteros sobre esas instalaciones, en momentos en los que medios de prensa divulgan el contenido de informes gubernamentales e independientes que hablan de hacinamiento e insalubridad.

De acuerdo con Trump, muchos de esos centros, ‘son increíbles, realmente bien manejados’, y además, elogió a la Patrulla Fronteriza por hacer ‘un trabajo fenomenal’, a pesar de que ‘no están capacitados para ser médicos, enfermeras o conserjes’.

El mandatario se pronunció de ese modo luego de que abogados que visitaron en junio algunos de esos sitios denunciaron que se encuentran en pésimas condiciones, con niños inmigrantes sin acceso a jabón, agua potable, duchas, ropa limpia, inodoros, cepillos de dientes, y nutrición o sueño adecuados.

Por su parte, un informe de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional confirmó el hacinamiento en diferentes instalaciones, y alertó que la situación representa ‘un riesgo inmediato para la salud y la seguridad’ de los agentes fronterizos y de los detenidos.

El reporte incluyó fotos tomadas durante una visita de ese órgano de control interno, en las cuales se muestra a los migrantes hacinados detrás de cercas cerradas con cadenas.

Trump, cuyas controvertidas políticas migratorias generan críticas a nivel doméstico e internacional, culpó a los demócratas del Congreso por esas condiciones de hacinamiento, con el argumento de que no quieren arreglar las lagunas en las leyes de asilo del país.

Las medidas del mandatario para limitar las solicitudes de asilo, fundamentalmente de migrantes centroamericanos que huyen de condiciones de violencia y pobreza, han estado entre sus posiciones más cuestionadas por la fuerza azul y organizaciones de derechos de los inmigrantes.

Además, el jefe de la Casa Blanca alabó a los agentes de inmigración, en momentos en los que se investiga la existencia de un grupo en la red social Facebook en el que miembros de la Patrulla Fronteriza bromearon sobre las muertes de inmigrantes y compartieron publicaciones sexistas y xenófobas.

Trump también volvió a repetir su amenaza de que muy pronto podría haber grandes redadas contra las familias de indocumentados con órdenes de deportación a menos que el Congreso tome pasos drásticos para arreglar lo que él califica de leyes defectuosas en la materia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *