Exhibe Sancti Spíritus tasa de mortalidad infantil de 3.8 por cada 1 000 nacidos vivos

Esta provincia central de Cuba mantiene resultados estables en los diferentes indicadores del Programa Materno Infantil en el último quinquenio

sancti spiritus, mortalidad infantil, programa materno infantil
Cuatro municipios espirituanos no reportan fallecimientos de menores de un año en lo que va del 2019. (Foto: Arelys García Acosta/ Escambray)

Con una tasa de tasa de mortalidad infantil de 3.8 por cada 1 000 nacidos vivos en el actual año, Sancti Spíritus vuelve a colocarse a la vanguardia de Cuba en este importante indicador que distingue los resultados del Programa Materno Infantil (PAMI) en el último quinquenio.

De acuerdo con el doctor Frank García González, jefe del PAMI en la Dirección Provincial de Salud, durante los meses de junio a agosto se reforzó el trabajo para revertir la situación menos favorable del primer cuatrimestre del año.

Además de la mortalidad infantil en cero en cuatro municipios (La Sierpe, Yaguajay, Cabaiguán y Taguasco), la provincia exhibe un índice de bajo peso al nacer de 4.3, por debajo de la media nacional, subrayó el también especialista de primer grado en Medicina General Integral y en Ginecobstetricia.

La reducción de la mortalidad perinatal, de la morbilidad crítica de los niños neonatales y de los casos graves en el Hospital Pediátrico Provincial José Martí Pérez figura, también, entre los avances de este programa.

Al decir del doctor García González, para el logro de dichos indicadores se ha fortalecido la atención obstétrica, al menor de un año y al recién nacido gracias a la reevaluación del universo de las gestantes en el segundo y tercer trimestres del embarazo y al incremento de las acciones de promoción de salud en la atención primaria.

La disposición de un médico capacitado en asesoramiento genético y el seguimiento detallado de los casos graves y su atención por los mejores profesionales del sistema constituyen otras de las exigencias a favor de la salud infantil en Sancti Spíritus.

Al referirse a la mortalidad materna, el especialista reconoció la prioridad concedida a esta problemática, en la que se experimenta cierta mejoría. “En igual periodo del año anterior se reportaban cinco muertes, hasta ahora han fallecido dos; pero el objetivo es no tener ninguna”, subrayó.

El pasado año la mortalidad infantil en el territorio cerró en 2.9 por cada 1 000 nacidos vivos, la cuarta más baja del país. Hacer que esta sea la tendencia en Sancti Spíritus desde hace más de cinco años, corrobora la importancia otorgada por el Estado cubano al nacimiento de un niño y a la felicidad de una madre y la familia.

One comment

  1. Y las cucarachas y la mala higiene en las salas que índice podrán tener? Creo que ahí y el maltrato muchas veces del personal médico aumentan más aun ese índice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *