Intensifican la pesca en la presa Zaza

Ante la continua disminución de agua en el embalse, la Acuicultura intensifica las capturas para salvar la biomasa. Unas 20 toneladas de peces se envían diariamente a la industria

sancti spiritus, acuicultura, pesca, industria pesquera
Todas las brigadas de la Acuicultura se concentran en la Zaza. (Foto: Oscar Alfonso/ Escambray)

Desde distintos territorios de la provincia llegaron brigadas de pescadores para intensificar las labores de captura en la presa Zaza, principal acuatorio espirituano, donde la disminución de los niveles de agua, hoy por debajo de los 156 millones de metros cúbicos, obliga a los acuicultores a extraer mayor cantidad de peces para evitar su muerte por hacinamiento y falta de oxígeno.

Esta medida se ha puesto en práctica en los últimos años, pues ante cada período prolongado de sequía, los hombres de piel curtida se enfrascan en salvar la biomasa, a fuerza de chinchorro y bocana, dos artes de pesca masiva que bien empleadas reportan buenos dividendos al cierre de cada jornada.

En declaraciones a Escambray Miriam Solano Valle, directora de Acuicultura en la Empresa Pesquera de Sancti Spíritus (Pescaspir), dijo que se trata de lograr el encadenamiento productivo, que comienza con la labor de captura en el embalse y transita por los procesos de beneficio del pescado y la elaboración de conformados en la Industria, pero también por la comercialización en casillas especializadas del sector o el envío de picadillo a otros territorios del país donde los niveles de pesca son inferiores.

“El esfuerzo es grande —explicó Miriam—, pues nuestra planta de proceso ha tenido dificultades con el túnel de congelación para productos terminados y eso nos obliga a vender parte de nuestra producción a Villa Clara, Cienfuegos y Matanzas; pero seguimos realizando extracciones, hoy tenemos cumplido más del 70 por ciento de las 3 550 toneladas aprobadas en el plan del año”. La propia fuente aseveró que ante esta estrategia productiva mantienen una vigilancia estricta en la Zaza, pues las altas temperaturas inciden también en el comportamiento y supervivencia de la biomasa. Se realizan muestreos sistemáticos para evitar la aparición de cualquier enfermedad. “Estamos sacando una tenca manchada de alta calidad, con características para la exportación, pero la prioridad la tiene ahora el cultivo extensivo, pues los peces del intensivo todavía pueden esperar”, detalló la especialista.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *