Leñadores de Cuba debutan con triunfo en Serie del Caribe

Serie del Caribe, béisbol, Leñadores, Cuba
Los Leñadores debutaron con el pie derecho en la Serie del caribe. (Foto: AP)

Leñadores de Las Tunas, representante cubano en la Serie del Caribe de béisbol, superó por 3-1 a los mexicanos Charros de Jalisco, en gran medida gracias al aporte ofensivo de Alfredo Despaigne y el trabajo del derecho Lázaro Blanco

De esa manera, Cuba dio un primer paso en firme de cara a la conquista de su noveno cetro en estas lides regionales, fundadas en 1949 en La Habana.

Aunque todavía es prematuro, vale recordar que los clubes cubanos siempre salieron campeones cuando la Serie del Caribe se celebró en Panamá, como es el caso ahora, y además, con el triunfo de este martes, archivan 16 victorias y apenas un revés en suelo istmeño.

Luego de amenazar en los dos primeros capítulos, los cubanos lograron irse delante en el tercer episodio con dos carreras, impulsadas ambas por el slugger Alfredo Despaigne, el jugador de más caché del torneo, superestrella del Fukuoka Softbank Hawks, campeón de la Liga Profesional de Japón.

Despaigne conectó con violencia un lanzamiento del abridor de los Charros, el estadounidense Will Oliver, y sacó soberbia línea de hit al jardín izquierdo, para remolcar a Jorge Yhonson y a Danel Castro y dejar el duelo 2-0.

Así acabó el primer tercio del juego, pues el iniciador cubano Lázaro Blanco mantuvo en un puño a la artillería del elenco azteca, sin admitir libertades.

En el principio del quinto, con dos outs, los cubanos pusieron hombres en primera y tercera bases, y en ese momento el mentor de Charros, Roberto Vizcarra, sacó del montículo a Oliver y en su lugar envió al diestro José Oyervidez, para lanzarle a Despaigne.

Pero la táctica le salió mal a Vizcarra. Despaigne, el Jugador Más Valioso de la Liga del Pacífico de Japón en 2017 y recordista de jonrones para una temporada en Cuba (36), ligó sencillo al central y remolcó la tercera raya para los Leñadores.

Mientras tanto, Blanco siguió encendido y sacó out tras out, sin muchos contratiempos para encaminar el triunfo de su novena. En los primeros siete innings, el derecho de 32 años admitió solo tres hits -todos sencillos-, repartió tres ponches y apenas regaló un boleto.

En el final del octavo capítulo, el manager cubano Pablo Civil sacó a Blanco y envió al ‘setup’ Liván Moinelo, también campeón con Fukuoka, y la movida pudo costarle cara.

Charros ligó boleto a Agustín Murillo y sencillo de Gabriel Gutiérrez sin outs, y puso caliente el choque. De inmediato, Civil reaccionó y sacó a Moinelo; en su lugar colocó al derecho Vladimir García.

Y entonces se alumbró el día para los Leñadores. García ponchó al emergente Sebastián Valle y acto seguido obligó a batear para dobleplay a Alonso Harris, para sellar así un cero de leyenda.

México amenazó en el noveno episodio con corredores en las esquinas y dos outs. Civil sacó a García y mandó a la lomita al veloz derecho Raidel Martínez.

Jesús Valdez lo recibió con imparable remolcador al jardín izquierdo, con el cual Charros pisó por el plato por primera y única vez en el partido. Sin embargo, a continuación, Martínez dominó a Murillo en elevado al derecho para sellar definitivamente el triunfo y llevarse el punto por juego salvado.

Para Blanco esta fue su tercera victoria en Series del Caribe, todas, curiosamente, en partidos de apertura.

El mejor bateador por los ganadores fue Despaigne con sus tres sencillos en cuatro veces al bate, y tres remolques.

También brilló con el madero el segunda base Jorge Alomá (sencillo y doble en cuatro turnos); en total, seis de los nueve titulares dieron al menos un hit.

Este miércoles, en el marco del grupo A, los Leñadores chocarán contra los venezolanos Cardenales de Lara, quienes también superaron a los Charros en su debut.

Leñadores y Cardenales exhiben balance de 1-0 en el certamen, mientras los Charros suman 0-2. Solo el campeón del grupo accederá a la gran final del próximo domingo.

Panamá se gana el derecho a soñar

Panamá se ganó el derecho a soñar; la escuadra Toros de Herrera superó este martes por 4-2 al elenco dominicano Estrellas Orientales y perseguirá este miércoles su segundo triunfo en la Serie del Caribe de béisbol ante los boricuas Cangrejeros de Santurce.

Ese triunfo sobre Dominicana fue el primero de una escuadra panameña desde el 14 de febrero de 1960, cuando Marlboro Smokers dejó al campo por 7-6 al venezolano Rapiños de Occidente, en 12 entradas.

Panamá es uno de los cuatro países fundadores de este certamen. Junto a Cuba, Venezuela y Puerto Rico, los istmeños dijeron presente en la primera edición, escenificada en La Habana en 1949.

El único equipo de la nación canalera que logró coronarse en la llamada Pequeña Serie Mundial Latinoamericana fue el Carta Blanca Yankees, en 1950.

Los equipos panameños participaron en estas justas regionales desde 1949 hasta 1960 y en ese período organizaron tres torneos: 1952, 1956 y 1960. Curiosamente, los cetros de esos campeonatos fueron ganados por clubes de Cuba.

La Serie del Caribe cerró su primera etapa en 1960 y no fue hasta 1970 que volvió a salir a la luz.

Sin embargo, los clubes istmeños no volvieron a participar hasta este año, cuando -casi de carambola- Panamá fue seleccionada como sede en detrimento de Venezuela, que fue despojada del privilegio de albergar el certamen por presiones desde Estados Unidos.

Este martes, en un resultado sorpresivo para muchos expertos, los Toros de Herrera aventajaron por 4-2 a las Estrellas Orientales, en su debut en la Serie del Caribe, tras 59 años de ausencia.

Los istmeños sentenciaron el duelo en el final del séptimo capítulo, cuando fabricaron dos carreras ante el relevista Jesús Martínez, la primera impulsada por Rodrigo Orozco y la segunda por Gerald Chin.

El crédito de la victoria correspondió al zurdo Andy Orozco, gracias a su impecable relevo de dos entradas sin permitir libertades, con dos ponches propinados, mientras Manny Corpas cerró perfecto el noveno inning y se llevó el punto por juego salvado.

Miles de fans presentes en el estadio Rod Carew de esta capital vitorearon a su escuadra y celebraron el triunfo por todo lo alto.

Con ese éxito, los Toros quedaron en la primera posición del grupo B con 1-0, seguidos por Estrellas Orientales (1-1) y los boricuas Cangrejeros de Santurce (0-1).

En la jornada de este miércoles también chocarán, en el distrito A, las escuadras de Leñadores de Cuba y Cardenales de Venezuela, que marchan empatados con 1-0, tras lograr sendas victorias por 3-1 y 5-1 sobre Charros de México.

One comment

  1. Ese equipo cuba no ganará ni 1 solo juego más , porque no tiene picheo y a quien se le ocurre poner al viejo de Danel Castro por arriba de Cepeda que sigue siendo el mejor bateador de cuba por mucho que civil lo quiera anular .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *