Mueren más de 200 personas tras una serie de explosiones en Sri Lanka

Tres iglesias, donde se celebraba la misa de Pascua, y tres hoteles en Colombo y sus alrededores fueron atacadas con bombas este domingo

sri lanka, terrorismo, muertes, atentado
Los cadáveres de varias personas permanecen en el interior de la basílica de San Sebastián en Negombo tras el atentado terrorista. (Foto: AP)

Al menos 207 personas murieron y más de 450 resultaron heridas este domingo tras una serie de explosiones en al menos tres hoteles de lujo y tres iglesias en Sri Lanka, donde numerosos fieles celebraban el Domingo de Resurrección.

Según un recuento preliminar, se tiene contabilizado 40 muertos y 295 heridos debido a las explosiones en Colombo, 93 muertos en Katuwapitiya, así como 27 muertos y 73 heridos en Batticaloa.

Tres iglesias, donde se celebraba la misa de Pascua, y tres hoteles en Colombo y sus alrededores fueron atacadas con bombas este domingo, informó la Policía.

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, llamó a la calma en el país tras una serie de atentados con bomba que golpearon este domingo tres hoteles de lujo y tres iglesias en la isla, cuando celebraban el Domingo de Resurrección.

El primer ministro, Ramil Wickremesinghe, confirmó por su parte que desconocen aún los autores de la masacre, la más violenta en la historia del país y pide calma y no hacerse cargo de rumores.

“Condeno enérgicamente los ataques cobardes contra nuestra gente hoy. Hago un llamado a todos los srilanqueses en este momento trágico a permanecer unidos y fuertes. Eviten propagar especulaciones e informes no verificados. El gobierno está tomando medidas urgentes para contener esta situación”, tuiteó Wickremesinghe.

Según los medios locales, las detonaciones ocurrieron en la iglesia de San Antonio de Kochchikade (suburbio de Colombo) y la de San Sebastián de Katuwapitiya, en la zona de Negombo (al norte de la capital), así como en una iglesia de Batticaloa, en el este, y en tres hoteles de cinco estrellas situados en el centro de la capital: Shangri-La, Cinnamon Grand y Kingsbury.

Todas las explosiones ocurrieron hacia las 08H45 horas locales (02H30 GMT). Una de las iglesias siniestradas, el Santuario de San Antonio, y tres hoteles en Colombo, son frecuentados por turistas extranjeros.

Las otras dos iglesias están en Negombo, una ciudad de mayoría católica al norte de Colombo, y la ciudad oriental de Batticaloa.

“Un ataque con bomba a nuestra iglesia, por favor, vengan y ayuden si los miembros de su familia están allí”, fue uno de los mensajes que se podìan leer en inglés en la página de Facebook de la Iglesia de San Sebastián de Katuwapitiya en Negombo.

Solo del seis por ciento de la población, mayoritariamente budistas de Sri Lanka, es católica, pero la religión es vista como una fuerza unificadora porque incluye a personas de los grupos étnicos tamiles y de la mayoría cingalesa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *