Cartas

Campismo acepta críticas

En tiempos en que no pocos organismos y entidades se hacen de la vista gorda ante señalamientos publicados en los medios de prensa gratifica recibir contestaciones como la que hoy reseñamos en este espacio, a propósito de la sección correspondiente al pasado 25 de octubre bajo el subtítulo “Campista insatisfecho”. …»

Limpiabotas: ¿en sus marcas?

Cuando en 1947 Bartolomé Jiménez Ibarra plantó sus frascos de tinta rápida y laticas de betún, junto a trapos, cepillos y un peculiar sillón para limpiar zapatos en los portales del Hostal del Rijo,  lejos estaba de imaginar que hoy sería esgrimido como bandera en defensa de un oficio de …»

Campista insatisfecho

Ramón R. Rodríguez confía en los medios de difusión masiva, mas considera oportuno alertar a quienes trabajamos en ellos: “No se dejen engañar, no todo lo que brilla es oro”. Más adelante especifica: “Lo que se dice respecto al campismo no es verdad, pues no cumple las expectativas del campista; …»

Sin techo… ¿hasta cuándo?

Desde que el 1 de septiembre del 2013 dos ancianas —de 80 y 91 años— tuvieron que hacer maletas y abandonar su domicilio de toda la vida en la calle Pan número 1, entre Pancho Jiménez y Paula, en el municipio cabecera, a causa de la reconstrucción del techo, todavía …»

Final feliz

Dicen que en Hollywood es donde único los filmes tienen finales felices; parece que no. Por lo menos La película de Tomás David —título de la sección que se publicaba en esta misma columna la semana pasada— también tuvo, a juzgar por lo que se lee en la respuesta de …»

La película de Tomás David

Si fuera a escribirse un guion del aburdo, esta historia bien podría servir de argumento y, sin dudas, Tomás David seía el protagonista. No porque sea actor, sino  porque  desde  que  a  este  anciano fomentense  se  le  rompiera  el  televisor ha vivido casi una película de terror: idas  venidas con …»

Argumentos de Farmacias y Ópticas

El pasado 6 de septiembre esta misma sección publicaba “Sol por la libre”, reseña que promovía la inquietud de Mario Hernández Echemendía, un atiboniquense que lanzaba la alerta ante una situación insostenible, según él, en la farmacia principal de ese municipio: la ausencia de bancos y la reducción del número …»