MODA

Y tú, ¿cómo te vistes?

Todavía se siente airado por la prohibición: “Aquí no puedes entrar así”, le dice ella en la puerta. Él, acostumbrado a ir a todas partes como si estuviera dentro de su casa, da la espalda, no pide explicaciones y dice a su pareja con la tranquilidad de quien cree tiene …»

Lucir o comer

Resulta altamente preocupante el precio de un pelado, un tinte o un arreglo de uñas. ¿cuánto le cuesta a una mujer cubana lucir y estar regularmente vestidas?…»