ALCOHOL

No halar por el machete

Cuando los agentes policiales le cortaron el paso a aquel espirituano en la Avenida de los Mártires en una tarde de marzo último, quizá, también, le amputaron el andar a una tragedia. Sí. Tragedia. Y no pretendo atizar aspavientos. Solo había que mirar el machete que el joven llevaba agazapado …»

Ellas, las heridas del alcohol

Una mujer inerme yace sobre la acera. No suscita atención, ni crea murmullos ni desata acciones a mitad de la tarde. Está borracha, dicen, y a los pocos segundos da señales de un leve palpitar con su suspiro, el movimiento mínimo de un brazo bajo la sien, como quien busca …»