El “Cuba Clara” depende de otros

La representación cubana en la Serie del Caribe espera hoy por una derrota de Puerto Rico y una victoria de dominicanos para avanzar a la otra etapa de la competición.

El juego ganado ayer en la noche por el Magallanes de Venezuela ante Tigres del Licey de Dominicana recorta la chance de los cubanos. Hoy pasa Villa Clara, obligatoriamente, si ganan los dominicanos y pierde Indios de Mayagüez de Puerto Rico. Si Tigres pierde ante Naranjeros de Hermosillo de México, aunque Indios también lo haga frente a Magallanes, ocurriría un triple empate y habría que evaluar el diferencial de carreras, donde Cuba posee ínfimas posibilidades (ver tabla al final).

El “Cuba Clara”, como llaman ingeniosamente al Villa Clara que representa a Cuba en la Serie del Caribe, ofreció en la jornada de ayer una mejor imagen en su presentación ante los Indios de Mayagüez de Puerto Rico. La actuación de Vicyohandri Odelín demostró por qué se menciona que quizás el pitcheo representa el 70 por ciento en la victoria de un equipo.

Mientras en los demás juegos fueron apabullados nuestros lanzadores, en este se alcanzó una ajustada victoria (2-1) gracias al camagüeyano, a quien le importó poco el cansancio y se estiró hasta el noveno episodio.

El largo camino transitado por Odelín demostró a priori un elemento: no se confía totalmente en un bullpen que reunía a dos de los mejores lanzadores cubanos de hoy, Freddy Asiel y Norge Luis Ruiz. Aunque el “Viyo” se mostraba bien, en la pelota moderna no se exprime al pitcher todo el camino, porque puede flaquear inesperadamente por el cansancio. Este elemento será vital a partir de los probables choques de los cubanos en los cruces.

Ayer el bateo produjo hits, pero no demasiadas carreras, al punto de que las dos anotaciones se lograron gracias a errores del rival, en escenas que parecían el calco de las pifias que cometió el team cubano en los tres primeros partidos. En ellos: seis errores y pésimo pitcheo. Ayer: ningún mal en la defensa (a no ser la inocencia del catcher La Rosa al no reclamar ciertos conteos) y un lanzador casi hermético.

La victoria, ya sea infértil o nos permita avanzar en el torneo, no dibuja un horizonte completamente feliz para el béisbol cubano. Los clamores en la isla sobre creación de una liga más competitiva e inserción de jugadores en ligas foráneas siguen resultando igual de válidos. El resultado de la Serie del Caribe, hasta con un utópico Villa Clara campeón, no cambiará estos asuntos.

Así está la tabla de posiciones a falta de los dos juegos de este miércoles:
Equipo            Victorias       Derrotas     Diferencial de carreras
Venezuela             3                   0                     +7
México                   2                   1                     +5
Dominicana            1                   2                   +5
Puerto Rico            1                   2                   -3
Cuba                      1                   3                     -14

El autor es estudiante de Periodismo en la Universidad Central de Las Villas