Vidas en riesgo (+fotos y video)

El Cuerpo de Bomberos en Sancti Spíritus se creó hace 60 años. A riesgo de sus vidas estos hombres han salvado a centenares de personas

SANCTI SPIRITUS, CUBA, BOMBEROS, MINIT

Ver video del rescate del conductor de un cargador frontal marca Volvo, que quedó atrapado debajo del equipo al volcarse este.

Era de madrugada y Orlando Ortega Busquet se encontraba enfrascado en su labor como dulcero de la panadería La Ceiba, en la ciudad de Sancti Spíritus, cuando escuchó a mujeres vecinas pidiendo auxilio.

El escape de gas ya abarcaba media cuadra y les solicitó a sus compañeros que lo ayudaran a cerrar el tránsito de vehículos. En fracciones de segundos llegó hasta la vivienda en el instante en que  una mujer en estado de gestación abrió la puerta y salió con una anciana a la calle, casi asfixiadas. Las sacó del área, mientras la dotación de un carro patrullero que pasaba por el lugar pidió auxilio al Comando de Bomberos y ayudó también a impedir la circulación de vehículos por las calles colindantes.

Ortega llamó a los vecinos casa por casa y les orientó que no encendieran las luces y que salieran rápidamente de sus moradas y se alejaran del área invadida por el gas de cocción doméstica. “Al llegar   los bomberos ya todo estaba bajo control y ellos se hicieron cargo de la situación que, con solo accionar un interruptor, pudo haber ocasionado la voladura de varias viviendas con las familias dentro mientras dormían o la asfixia de muchas personas ajenas a lo que ocurría”, concluyó su narración el hombre que hoy peina canas y lleva un cuarto de siglo desde su puesto laboral como miembro de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Cuba.

SANCTI SPIRITUS, BOMBEROS, MININT

LOS COMANDOS MUNICIPALES

“Cuando te montas en el carro y sales con la sirena pidiendo vía no sabes a qué te vas a enfrentar. Aunque hoy contamos con tecnología de avanzada y nuestros bomberos, desde que se da la alarma, si es de día, en 45 segundos están sobre los carros listos para partir y de noche en solo un minuto”.

Las palabras del capitán Carlos González Cañizares, primer oficial del Cuerpo de Bomberos de la provincia de Sancti Spíritus, dio pie al diálogo con algunos de sus integrantes, no sin antes puntualizar que esta fuerza está integrada por seis comandos municipales ubicados en Trinidad, Cabaiguán, Jatibonico, Yaguajay, Fomento y Sancti Spíritus. Todos ellos realizan cada año miles de inspecciones y de acciones de asesoramiento a las familias y entidades, en aras de eliminar las causas y condiciones que puedan provocar incendios, pues la labor preventiva es de vital importancia para esta fuerza especializada del Ministerio del Interior.

“El de la cabecera provincial es un comando especial del cual depende la cobertura a los hechos que se produzcan aquí, en Taguasco y parte del municipio de La Sierpe y cuenta con tecnología de punta para responder a la extinción de incendios, yacciones de rescate y salvamento de personas en las más variadas y difíciles circunstancias, como accidentes industriales, del transporte terrestre, marítimo y aéreo; ciudadanos atrapados en cuevas, cavernas, pozos, edificios…”.

SANCTI SPIRITUS, CUBA, BOMBEROS, MINIT

RESCATE Y SALVAMENTO

Luis Ernesto Molina Véliz, conductor, técnico de rescate y salvamento y paramédico del Comando No. 1 de Sancti Spíritus, narra cómo, debido a su cuerpo menudo y delgado, fue introducido por sus compañeros atado a una cuerda, con la cabeza para abajo, en un pozo muy estrecho donde apenas cabía, en la zona de El  Capitolio en Sancti Spíritus, y de ese modo lograron rescatar vivo a un hombre que se había caído accidentalmente por el reducido orificio.

Pero los integrantes del comando cuentan con el decano Leonel Rodríguez Liriano, quien acumula 23 años en tan riesgosa especialidad, graduado de cuatro cursos en Cuba, uno con especialistas suizos, otro con asesores italianos y recientemente en la Escuela Internacional de Rescate y Salvamento de Rusia.

Al no contar con la técnica moderna todas las acciones de rescate que enfrentaban estos hombres en la etapa de 1991 al 2002, les resultaban en extremo difíciles. “No teníamos ni trajes de buceo térmico y la mayoría de los rescates acuáticos de personas los tuve que realizar en invierno, con un short como única vestimenta. Recuerdo cuando una crecida del río Cayajaná ahogó a dos niños. Dos días estuve desde el amanecer hasta que encontré sus cuerpecitos sin vida”, rememora Leonel.

“En los 23 años en esta profesión he ejecutado decenas y decenas de acciones de rescate y salvamento de personas, la mayoría con vida. Cuando las intensas lluvias tras el paso del huracán Michelle, Elvis Rodríguez, Niuver Rodríguez y yo rescatamos a un campesino que  llevaba 24 horas atrapado sobre un árbol en el centro mismo del cauce del aliviadero de la presa Zaza. Fue una misión en extremo riesgosa”, apunta.

Pero el experimentado rescatista no olvida lo sucedido en una ocasión en el Hospital Pediátrico Provincial, cuando los cirujanos confiaron en su equipo de rescate y salvamento, como expertos, para evitar amputarle un dedito a una pequeña de tres años que tenía una tuerca de carro atorada y la hinchazón no les permitía extraérsela. “La sedaron con anestesia y mientras un compañero mío me ayudaba, con un equipo especial de corte de metales con un disco pequeñito fui cortando la tuerca y enfriándole el dedito con agua. Cuando concluí la maniobra, sin darle un rasguño, de tanta tensión con que trabajé, sin darme cuenta comenzaron a temblarme las manos y se me salieron las lágrimas. Ese es el caso más difícil que he enfrentado en mi vida”, asevera.

SANCTI SPIRITUS, CUBA, BOMBEROS, MININT

El Cuerpo de Bomberos en la provincia de Sancti Spíritus centra sus mayores esfuerzos en la labor profiláctica y educativa porque,  como bien expresa el capitán Carlos González Cañizares, es más importante prevenir que enfrentar siniestros u otros tipos de accidentes en industrias, almacenes o en hogares, porque estos siempre dejan una cuota grande de daños materiales y en muchas ocasiones pérdidas humanas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.