La Acuicultura espirituana siente el peso de la sequía

En los embalses espirituanos no se extraen altos volúmenes de peces. La UEB Acuiza será la sede del acto provincial por el Día del Trabajador de la Industria Pesquera

sancti spiritus, acuicultura, sequia, industria pesquera
La brigada de chinchorreros Los Negros resultó la más productiva en el 2016. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

La sequía arremete contra los embalses, el agua acumulada disminuye por día, la Zaza se escurre inevitablemente, pero los volúmenes de captura no aumentan, sino que se mantienen en el rango de lo que puede asumir la industria diariamente, situación contraria a la que ocurrió en otros años de escasas precipitaciones que sí conllevó al desarrollo de jornadas de contingencia para sacar la mayor cantidad de peces posible.

Y es lógico que así suceda, pues en el último trienio la escasez de lluvias atentó contra la floración del alimento natural de los peces, ese que se activa después de cada crecida y aunque a la Zaza se le sembró durante el 2016, alrededor de 24 millones de alevines, si no hay comida suficiente, no se logra una adecuada supervivencia ni el desarrollo de la biomasa.

En declaraciones a Escambray, Julián Armas Olivera, director de Producción en la Empresa Pesquera de Sancti Spíritus (Pescaspir), dijo que la Acuicultura aplica estrategias de capturas desde el inicio del año, a fin de mantener las extracciones sistemáticas, con ciertos incrementos en momentos más extremos, es decir, atendiendo a la demanda de la planta de proceso, a la cual envían alrededor de 20 toneladas diarias, unas 15 provenientes del cultivo intensivo y otras cinco de las granjas de ceba.

Ello permite a la industria cumplir con el beneficio de las distintas especies, sin dejar de aportar alimentos frescos para la venta en las casillas especializadas o para cubrir las necesidades de otros programas sociales del territorio, además de garantizar la materia prima empleada en la elaboración de surtidos en la línea de conformados, donde además se conjugan las labores productivas con las de ampliación y remodelación de algunas áreas.

“La escases de lluvia tiene en jaque el desempeño de los trabajadores en la Estación de Alevinaje de La Sierpe —añadió Julian—,  quienes se aferran a la culminación de su primer ciclo de cosecha para aportar la semilla para los distintos sistemas de cultivos, solo que de prolongarse la etapa seca, las posibilidades de hacer una nueva reproducción se verán muy limitadas, así como la garantía del reemplazo de animales y las capturas de los próximos años”.

En medio de esta situación, los pescadores de la provincia celebran su día, este 8 de abril, fecha en la que se reconocerá el quehacer de una fuerza que de sol a sol le extrae los frutos al agua.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.