Papa Francisco en Chile: Visita marcada por sensaciones disímiles

En el Palacio de La Moneda, el sumo pontífice subrayó que no puede dejar de manifestar ‘dolor y vergüenza por el daño a los niños por parte de los miembros de la Iglesia’

chile, papa francisco, vaticano, sumo pontifice
El papa Francisco celebra una misa multitudinaria en el parque O’Higgins de Santiago de Chile. (Foto: EFE)

Una espléndida mañana con agradable temperatura y sol generoso, facilitó hoy al papa Francisco desarrollar sus primeras actividades en su visita a Chile, marcada por sensaciones disímiles.
 

En día feriado, por dictamen del Gobierno de Michelle Bachelet para permitir la participación de los seguidores de la Iglesia católica en la Santa Misa y otros eventos, numerosos hechos marcaron la jornada matinal.

Más de 400 mil personas se dieron cita en el Parque O´Higgins para escuchar la homilía, calificada como ‘íntima y esperanzadora’ por feligreses emocionados, miles de ellos procedentes de Argentina, la tierra natal de Francisco.

Desde la madrugada, decenas de miles de voluntarios y católicos en general rompieron la tranquilidad nocturna para dirigirse a la instalación, a lugares por donde debería transitar el pontífice o hasta la sede presidencial.

Tal vez lo más relevante fue el discurso de su santidad en el Palacio de La Moneda, donde ante altos funcionarios, miembros de la sociedad civil y del cuerpo diplomático, reconoció las atrocidades sexuales de ministros de la congregación.

En sus palabras, el obispo de Roma subrayó que no puede dejar de manifestar ‘dolor y vergüenza por el daño a los niños por parte de los miembros de la Iglesia’.

Añadió que ‘es justo pedir perdón y estamos haciendo lo necesario para que esas cosas no se vuelvan a repetir’.

Sin embargo, víctimas de esas trasgresiones sexuales en Chile aseveraron que se terminó la hora de las disculpas y es necesario remover de sus cargos a tres obispos en el país austral, con Juan Barros (de Osorno) a la cabeza.

‘En el Vaticano hay una percepción errada del malestar existente en Osorno, que es absolutamente mayoritario; se ha trasladado una información imprecisa por parte del nuncio Ivo Scapolo’, argumentó el parlamentario Fidel Espinoza.

Espinoza, líder de la Cámara de Diputados de Chile, agradeció la medalla recibida por parte de Su Santidad, pero no perdió la oportunidad para criticar la actuación de las autoridades eclesiásticas en el país austral respecto a las denuncias.

Por otro lado, tres nuevos ataques se registraron contra iglesias en una comuna de Santiago y en La Araucanía (sur), uno de ellos en la parroquia Madre de la Divina Providencia, ubicada en la comuna de Puente Alto.

La puerta del templo fue quemada con un cóctel molotov, después que un grupo de individuos rompiera el candado de la reja perimetral, aseguraron medios locales, que dieron cuenta además de la destrucción de dos capillas en la región de La Araucanía.

Otros cinco atentados contra instalaciones religiosas tuvieron lugar el pasado fin de semana. Los autores, hasta ahora desconocidos, criticaron por diversos motivos la presencia del papa Francisco en Chile.

De modo transversal, la mandataria Michelle Bachelet aprovechó la presencia del prelado en La Moneda para referirse a la tensión que existe entre el Estado y el pueblo mapuche, y a la vulnerabilidad de miles de niños dentro del sistema público.

La máxima figura del Vaticano visitará este miércoles a La Araucanía, algo que despierta gran interés ante la postura que asumirá frente al delicado asunto.

Bachelet señaló lo que se ha podido hacer para saldar la deuda con el pueblo mapuche y no desaprovechó la palestra para resaltar ‘la profunda transformación’ que su Gobierno impulsa para terminar ‘con la vergüenza que sentimos como sociedad ante la vulnerabilidad de parte de nuestra infancia’.

Francisco pidió respetar los derechos y la cultura de los pueblos originarios y remarcó que ‘es preciso escucharlos

(…), son frecuentemente olvidados’ (…) sus derechos necesitan ser atendidos, para que no se pierda parte de la identidad y riqueza de esta nación.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.