Teatro Principal

Manuel Echevarría Gómez

Corría la primera mitad del siglo XIX en la villa del Espíritu Santo cuando un grupo de parroquianos, amantes de las letras o las artes y habituados a improvisar tertulias nocturnas ante el portón de una antigua farmacia de la calle Real, promovieron la empresa de construir un teatro. La Junta Municipal, creada al efecto, seleccionó los terrenos situados en la margen izquierda del Yayabo, justo Donde hoy pervive nuestro Teatro Principal, una de las tres joyas arquitectónicas de la ciudad.

El 15 de Julio de 1839, con la cooperación resuelta del vecindario, se inauguró el Teatro Principal. Su constructor, el maestro de obra Blas Cabrera empleó once meses en su edificación, tiempo récord para la época. El coliseo respondía a las características del estilo neoclásico, pasado por el tamiz de las exigencias y posibilidades de entonces y trató de copiar el famoso teatro Tacón de La Habana con sugerentes palcos y lunetarios matizados de sabor colonial y un excelente proscenio o escena, Donde la acústica estaba garantizada con el aprovechamiento de la topografía del terreno y otros originales recursos.
Con el paso del tiempo, el teatro Principal fue víctima de un rosario de calamidades: cuartel en 1868, vio arder la madera de sus palcos y escenario para utilizarla como leña de cocina; en la década de los noventa fue sucesivamente hospital de sangre, albergue de reconcentrados, alojamiento de tropas y de nuevo cocina, que esta vez dispuso del cielo raso, del tinglado y los decorados, muchos de ellos debidos al pincel de Oscar Fernández Morera.
Resulta inverosímil la capacidad del teatro Principal para resurgir de sus cenizas, pero ello se debió a la tesonera voluntad de los espirituanos, que no se resignaban a perderlo y lo sometieron a constantes reparaciones, hasta que un día cuando parecía que la mala suerte no iba a gravitar más sobre una de las tres joyas de la ciudad, surgió la infeliz decisión de convertirlo en un cine, a partir del 12 de Noviembre de 1974. Por azar, pero más bien como una burla del destino, se proyectó ese día la cinta titulada “La última bala”.
Pesquisas realizadas sobre las fechas en que fueron fundados los primeros teatros del país, demuestran que el Principal es el más antiguo todavía en pie. Por su escena desfilaron personalidades del mundo artístico de la talla de Juventino Rosas, que un 28 de Marzo de 1894 debutó con la Compañía Italo – Mexicana. Las funciones se repitieron hasta mediados de abril y se cree que el famoso creador del vals “Sobre las olas” compuso en Sancti Spíritus su última obra, un schottis para piano titulado “El espirituano”.
El teatro Principal también recibió en sus tablas al violinista Brindis Salas; compañías de teatro vernáculo, entre ellas las de Enrique ArreDondo; el Ballet, la Ópera y la Orquesta Sinfónica Nacionales, y todavía más reciente, a José Antonio Rodríguez, uno de los mejores actores de Cuba e hispanoamérica y la compañía Hubert de Blanck con Berta Martínez y Abelardo Estorino en calidad de directores y Adria Santana, destacada actriz.

El teatro Principal, en la villa de Sancti Spíritus es tal vez el más antiguo de Cuba con 160 años de creado.
Un 15 de julio de 1839 abrió sus puertas como centro promotor de la cultura y lugar de cita obligada de las clases más selectas de la sociedad, pese a que en su edificación contribuyó como máximo exponente el pueblo espirituano. 

Con costo total de 11 mil 285 pesos, el edificio respondía a las coordenadas específicas del neoclásico, pasado por el tamiz de las exigencias y posibilidades de entonces, y trató de copiar en la fachada al famoso teatro Tacón, de La Habana; no obstante, se convirtió en una joya arquitectónica de reducida escala con sugerentes palcos y lunetarios matizados del sabor colonial y un excelente proscenio, Donde la acústica estaba garantizada gracias al aprovechamiento de la topografía del terreno y otros originales recursos.

Según datos consultados El Sauto, de Matanzas data del 1863; el Principal, de Camagüey, es de 1850, el Martí y el Payret, ambos en la capital del país, fueron construidos en 1883 y 1877, respectivamente. Convertido en Cuartel en los primeros años de la Guerra del 68, quedó en estado deplorable al concluir la misma.

Multimedias Escambray.
Copyright © 2013 – Todos los derechos reservados.