Con datos sin confirmar, ONU analiza crisis siria

Elecciones en SiriaEl Consejo de Seguridad recibió este lunes nuevos estimados de muertes en Siria y una alerta acerca de un eventual estallido de violencia en la ciudad de Homs, sustentados en datos sin confirmar.

Las cifras fueron ofrecidas a ese órgano de 15 miembros por la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, durante una sesión a puertas cerradas promovida por Estados Unidos, Francia, Alemania y Reino Unido.

Según la funcionaria, en estos momentos el número de muertos ocasionados por la crisis en Siria asciende a unos cinco mil, de acuerdo con “reportes creíbles de una serie de fuentes” que no identificó.

En declaraciones a la prensa, también advirtió que “muchas voces están alertando que un importante asalto está a punto de comenzar contra la ciudad de Homs” por parte de las fuerzas gubernamentales.

No estoy en condiciones de confirmar esos reportes, pero la posibilidad de un ataque es extremadamente alarmante, indicó Pillay sin precisar el origen de la información que presentó al Consejo de Seguridad.

Dijo que la cifra de cinco mil fallecidos no incluye a miembros de las fuerzas del gobierno.

Hace tres días, la propia funcionaria mencionó la cantidad de cuatro mil decesos durante un encuentro con corresponsales en la sede de la ONU en Nueva York.

La semana pasada, el presidente de Siria, Bashar Al Assad, dijo en una entrevista con una televisora norteamericana que mil 100 soldados y policías ha sido abatidos desde el inicio de la crisis.

Pillay reforzó sus ataques contra las autoridades sirias con la propuesta de llevar el asunto a la Corte Penal Internacional.

Por su parte, el representante permanente de Siria ante la ONU, Bashar Jaafari, afirmó que la sesión del Consejo de Seguridad con la participación de la titular de derechos humanos forma parte de una gran conspiración contra su país.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.