El hockey lo llevo en la sangre

Yuraima Vera RojasLa espirituana Yuraima Vera Rojas fue seleccionada este año entre los mejores de esta disciplina en América Latina y la mejor atleta de la provincia en deporte colectivo.

Por Elsa Ramos Ramírez

“No metas a esa muchacha en hockey que está muy flaquita”. Tal fue la impresión que causó Yuraima Vera Rojas entre los especialistas de la disciplina en la provincia cuando decidió que por esos cauces enrumbaría su vida.

Pero el olfato natural de Daimel Yero hizo aguas el rechazo. “Ella venía con una prima que fue la que nos llamó la atención, pero la veía con tanta disposición y por su edad decidí captarla”.

Sabia decisión. A la vuelta de ocho años, la muchacha premió el riesgo. Seleccionada entre los mejores de América Latina en esta modalidad en el 2011, no tuvo reparos para alzarse como la mejor atleta de deporte colectivo de la provincia.

Así, de paso, regaló otro suceso a  Pablo Pérez, un asentamiento jatiboniquense que trasciende las fronteras del anonimato gracias al empeño de esta muchacha.

“Vine a la EIDE a realizar unas pruebas de judo y me arrepentí, pero yo quería ser deportista. Nunca había visto nada del hockey, pero una noche cogí el bastón en el cuarto, una prima mía me enseñó, al otro día hice una canchita corta y empecé a echar goles.

“Después los entrenadores, sobre todo Daimel, pusieron mucho empeño en mí y en todas las que comenzamos en aquel tiempo en el terrenito de tierra que había en la escuela; así logramos conformar el equipo que tenemos hoy”.

Una medalla de plata en sus primeros Juegos Escolares marcaron el camino que ya no se detendría hasta incluirse en la preselección nacional desde el 2007, sin dejar de vestir el uniforme espirituano, con el cual obtuvo un bronce en la categoría juvenil y una medalla de oro inédita este año en el Campeonato Nacional primera categoría, cuando le arrebataron a Las Tunas la supremacía de una década.

“Empecé como defensa, luego me desempeñé como medio derecho hasta convertirme en delantera. ¿Cuántos golpes? ¡Muchísimos! Hasta me he partido las cejas, pero el deporte hay que vivirlo sin miedo y con muchas ganas.

“Cuando algo me sale mal, yo misma lo reconozco, desde que entré a la preselección me decía: tengo que estar entre las 16 y después entre las 11 regulares, ya al segundo año era regular en el Cuba.

“Lo del título ante Las Tunas fue muy especial para todas, llevábamos muchos años perdiendo con ellas. Una noche nos dijimos: no nos pueden ganar más, nos unimos y llegó el resultado, es lo mejor que me ha pasado, todas lloramos mucho”.

Al decir de los entendidos, Yuraima descuella por su rapidez, dominio de la técnica, golpeo fuerte y efectivo, tiro preciso a puerta y un tremendo olfato a gol. Con tales credenciales se presentó en los pasados Juegos Panamericanos de Guadalajara y resultó pieza clave en la obtención del quinto lugar del equipo Cuba.

“Antes de los juegos solo tuvimos una competencia internacional, el clasificatorio de Jamaica, mientras el resto de los conjuntos habían desarrollado varios topes. El nivel en el área es muy superior al nuestro, que por demás contaba con un cuadro muy joven, por eso considero bueno el quinto lugar.

“Jugué muy relajada, como si estuviera en Cuba, soy muy explosiva en el terreno, anoté tres goles, todos ante México; junto a Maribel Sierra, fui la máxima anotadora del conjunto”.

Al parecer ese desempeño inclinó a la familia latinoamericana a seleccionarla entre lo mejor del continente, lista en la que fueron incluidos otros dos cubanos.

“Es algo muy grande, me enteré cuando un amiguito mio me lo dijo mientras hablaba por teléfono, hasta lo solté de la alegría”.

Pero Yuraima  no parece reparar en tales atributos. En sus días de asueto regresa al lado de los suyos en el campo de hockey de la EIDE para estrechar la mano de sus entrenadores: “Gracias a ellos, soy lo que soy”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.