Diputados cubanos analizan uso de la biomasa como fuente energética

Diputados cubanos analizan uso de la biomasa como fuente energéticaDiputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular profundizaron este miércoles, en La Habana, en torno a las potencialidades de los centrales azucareros para generar electricidad, a partir del empleo de la biomasa cañera.
En la Comisión de Energía y Medio Ambiente, del Parlamento, se explicó que en 2010 se aportaron más de 80 gigawatts, incluidos 71 en el periodo de zafra y 12 en la etapa de parada o mantenimiento.
Ángel Miguel Torres, director de Atención a Plantas Industriales del Grupo Empresarial Azcuba, señaló que para la recién iniciada contienda se prevé alcanzar 95 gigawatts por esta vía.
La biomasa cañera es una energía limpia, que no afecta el medio ambiente, generada por la propia planta y cuya producción -con pequeñas inversiones- puede elevarse a escala local, apuntó Julio Torres, vicepresidente de Desarrollo y Proyectos de la Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía y el Respeto Ambiental.
En ese sentido, varios diputados se pronunciaron por la realización de estudios integrales, en los que intervengan la industria sideromecánica, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, los órganos locales del Poder Popular, la Organización Básica Eléctrica y el grupo Azcuba, entre otros.
Previamente a sus sesiones, esta Comisión del Parlamento recorrió los centrales Jesús Rabí y Mario Muñoz, de la provincia de Matanzas; Héctor Molina, de Mayabeque, y Antonio Sánchez, de Cienfuegos, para constatar los avances de la tarea en esas industrias.
Como parte de la VIII sesión ordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, rendirán cuentas mañana a los diputados el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación y las comisiones permanentes de Relaciones Internacionales, y de Industria y las Construcciones.

(Tomado de la AIN)

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.