A fuerza de chinchorrazos

A fuerza de chinchorrazosLa recuperación de la presa Zaza, principal acuatorio de Cuba, garantiza el incremento de la pesca de agua dulce en Sancti Spíritus. Otros embalses del territorio inciden en el cumplimiento productivo de la Acuicultura.

Por Xiomara Alsina Martínez

Considerada la mayor productora de peces de agua dulce de Cuba, la provincia espirituana superó la cifra de 3 600 toneladas en el año que finalizó y asegura así el procesamiento de las distintas especies en la industria pesquera de la ciudad cabecera, responsable de la entrega de productos a la red de casillas especializadas, al consumo social, ventas en divisa y para la exportación.

En declaraciones a Escambray digital, Miriam Solano Valle, especialista en Acuicultura de la Empresa Pesquera Espirituana (PESCASPIR), explicó que los resultados del 2011 se deben, en gran medida, a la práctica de capturas equilibradas en el embalse Zaza, principal acuatorio de la isla, lo que ha permitido recuperar poco a poco los animales con talla comercial, luego de la campaña intensiva realizada en junio del año anterior cuando se extrajeron 720 toneladas debido a la poca disponibilidad de agua en dicha presa.

Añadió la propia fuente que, aunque el resto de los embalses de la provincia tributan también sus producciones a la Unidad Empresarial de Base ACUIZA, la Zaza es la más significativa porque aporta el 86 por ciento de la pesca extensiva y el 13 de la nación.

Los ciprínidos (carpas y amura) continúan aportando la mayor cantidad de animales dentro de los embalses espirituanos con alrededor del 76 por ciento de la biomasa en desarrollo, el resto corresponde al pez gato y la tilapia.

La especialista de PESCASPIR informó, además, que como parte de este cumplimiento figuran también las capturas de cultivo intensivo de claria que se desarrolla en la Estación de Alevinaje de La Sierpe y la granja La Manaca, en Fomento, así como la cría de tilapia en jaula que aportó más de 268 toneladas.

Por su parte INDUPIR, la industria encargada de procesar todas las especies provenientes de la Acuicultura, culminó el año con 1 778 toneladas de productos terminados, la mayoría de las cuales se destinaron para el consumo de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *