Periódico de Sancti Spíritus

Ajedrez: Ivanchuk en la cima del Capablanca

(Foto AIN)El ucraniano Vassily Ivanchuk derrotó este sábado al cubano Leinier Domínguez y se adueñó de la cima del grupo Elite del Torneo Internacional de Ajedrez José Raúl Capablanca con sede en La Habana.
El varias veces titular del clásico más antiguo del juego ciencia en el continente, logró con piezas blancas su primera victoria del certamen tras jugarse este sábado la segunda ronda del certamen.

En 52 desplazamientos de una defensa Philidor, el europeo dispuso del segundo hombre en la nómina del Elite que el viernes selló su primer triunfo del evento, único de la fecha.

Ahora Ivanchuk posee 1.5 unidades –en su primera presentación logró la igualada ante el ruso Vladimir Potkin–, y mañana será rival del también cubano Yunieski Quesada.

En la otra victoria de la jornada, celebrada en el salón Internacional del hotel capitalino Habana-Rivera, escenario del torneo, el checo Viktor Laznicka, también al mando de las piezas claras, se impuso al cubano Yuniesky Quesada en 42 jugadas de una apertura Catalana.

Las tablas de este sábado la firmaron Potkin y su compatriota Ian Nepomniachtchi en tan solo 28 movimientos de una apertura Inglesa.

Jugadas las dos primeras rondas del Elite, detrás de Ivanchuk se ubican Domínguez, Potkin, Nepomniachtchi y Laznicka, todos con un punto, y Quesada, dueño de 0.5 unidades.

Para mañana, el resto del pareo de la tercera ronda presenta los siguientes desafíos: (los primeros con piezas blancas) Domínguez vs. Potkin y Nepomniachtchi vs. Laznicka.

El grupo más importante del Torneo Capablanca, el Elite posee una categoría XVIII de la Federación Internacional y un Elo promedio de 2694,17.

La última fecha del clásico de ajedrez se jugará el día 14.


Comentarios

Una respuesta to “Ajedrez: Ivanchuk en la cima del Capablanca”
  1. leyner dice:

    Aún con esa derrota Leinier esta para hacer buen torneo pues se encuentra en muy buena forma deportiva y lo demostrará.


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.