Aumentan en Sancti Spíritus fabricación de diagnosticador de Rotavirus

En la planta de producción de tiras reactivas labora un colectivo de elevada calificación.El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Sancti Spíritus (CIGB) aumentará este año la fabricación de tiras reactivas destinadas a la detección del rotavirus en heces fecales.

El Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Sancti Spíritus elevará este año la fabricación de tiras reactivas destinadas a la detección del rotavirus en heces fecales, el cual puede provocar la muerte en la población infantil.

Según el ingeniero Raúl Armas Ramos, director en funciones del CIGB, la planta dedicada a estos fines en la institución espirituana elaborará 13 000 unidades del diagnosticador, es decir, 3 000 más en relación con el año precedente.

El HeberFast LineÒ Rotavirus es un inmunoensayo simple capaz de detectar en un lapso de 10 a 15 minutos la presencia del rotavirus, responsable de la muerte por enfermedad diarreica aguda, que tanto sufrimiento provoca en la población infantil menor de cinco años en Cuba.

Estudios realizados en el área de atención primaria de Salud del Policlínico Norte y en el Hospital Pediátrico José Martí, de Sancti Spíritus, confirmaron la efectividad del empleo del citado medio de diagnóstico.

Los rotavirus constituyen un serio problema de salud tanto en países industrializados como en vías de desarrollo, al causar cerca de 500 000 muertes a nivel mundial cada año sin obviar que sus costos médicos directos se sitúan en alrededor de 264 millones de dólares, de acuerdo con expertos del CIGB de Sancti Spíritus.

La mayoría de los casos clínicos de afectados por el virus, propagado por vía oral-fecal, se reportan en niños menores de dos años de edad, pero mayores de tres meses.

Localizado en áreas de la Facultad de Ciencias Médicas Doctor Faustino Pérez Hernández, el CIGB fabrica este y otros diagnosticadores gracias a la transferencia tecnológica desde el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana ocurrida años atrás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *