Periódico de Sancti Spíritus

Biotecnología cubana contribuye a la prevención de casi 30 enfermedades

El Heberprot –P contra la úlcera del pie diabético ha beneficiado a unos 70 mil pacientes de varios países.Los productos del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Cuba contribuyen al diagnóstico, prevención y tratamiento de casi 30 enfermedades, anunció la Doctora en Ciencias Verena Muzio, directora de Investigaciones Clínicas en esa institución.

Entre los padecimientos están la hepatitis crónica, papilomatosis respiratoria, condilomas, conjuntivitis y otras enfermedades virales, precisó la especialista en el acto por el aniversario 26 del CIGB, fundado el primero de julio de 1986 por el líder de la Revolución cubana Fidel Castro.

Sobresale entre los medicamentos creados por el centro, el Heberprot –P contra la úlcera del pie diabético, el cual ha beneficiado a unos 70 mil pacientes de varios países, y evitado la amputación en la mayoría de los casos.

Muzio destacó el gran impacto en el Programa Nacional de Inmunización del Heberbiovac contra la hepatitis B aguda, primera vacuna certificada por la Organización Mundial de la Salud.

Al respecto precisó que se han aplicado desde 1992 más de 12 millones de dosis con ese inmunógeno, y la cifra de cubanos protegidos contra tal dolencia supera los cuatro millones.

Desde 1999 no ha ocurrido en Cuba ningún caso de hepatitis B aguda en niños menores de cinco años, acotó la directora de Investigaciones Clínicas del CIGB.

Con más de dos décadas de experiencia, el Heberbiovac se emplea en 40 países y supera las 150 millones de dosis aplicadas, enfatizó Muzio.

Actualmente se desarrollan cerca de 12 productos en distintas etapas de evaluación clínica, previo a la obtención del registro sanitario, destinados al cáncer, y vacunas terapéuticas contra enfermedades infecciosas, entre otros.

El Doctor en Ciencias Luís Herrera, director del CIGB, dijo que el año precedente por concepto de exportaciones la institución aportó 113 millones de dólares y para el presente tienen planificados 165 millones, lo que corrobora la sentencia de Fidel cuando expresó que la ciencia y su producción deben ocupar un nivel en la economía nacional.

Durante la actividad fueron condecorados 26 trabajadores con la medalla Juan Tomás Roig, que otorga el sindicato de la Ciencia, así como también se reconocieron a hombres y mujeres destacados la institución, entre ellos fundadores, jubilados algunos con varios lustros de labor ininterrumpida.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.