Casa de la Guayabera contará con taller propio de confecciones (+fotos)

Las camisas típicas serán fabricadas por prestigiosos artesanos locales. (foto: Oscar Alfonso Sosa)Un novedoso taller de confecciones de la más genuina prenda espirituana formará parte de las atractivas propuestas que anuncia la Casa de la Guayabera, próxima a abrir sus puertas en la antigua Quinta Santa Elena.

Las camisas típicas, que además se comercializarán en la propia institución, serán fabricadas por prestigiosos artesanos locales y podrán adquirirse por encargo, explicó a Escambray Carlo Figueroa, director de la institución sede del proyecto sociocultural de igual nombre.

Entre los protagonistas de esta iniciativa se encuentra el artesano Fidel Díaz, creador de la Guayabera Gigante que adereza la basta colección de prendas, donde se destacan otras pertenecientes a personalidades como Fidel Castro, Gabriel García Márquez y Alicia Alonso.

La nueva sede en la Quinta Santa Elena ofrecerá además servicios de bar-café, salas museo y de arte, tienda de guayaberas, así como una minilibrería de la Editorial Casa de las Américas.

El proyecto La Guayabera, promovido desde sus inicios por el escritor y periodista cubano Ciro Bianchi y su esposa, la ingeniera Mayra Gómez, cuenta entre sus logros más importantes el reconocimiento de esta prenda como patrimonio de la cuarta villa cubana y el Premio de Género de la Agencia Suiza de Cooperación.

En julio de 2010 la colección de guayaberas, que ya ascendía a más de un centenar, comenzó a exhibirse en el Museo Provincial, luego de haber navegado sin sede desde su nacimiento en 2007.

Ahora, como parte del proceso integral de rescate del Centro Histórico espirituano a propósito del cercano aniversario 500 de la villa, la guayabera tiene su propia casa en las márgenes del río Yayabo, en el corazón de la calle Llano, de reconocido valor patrimonial.

Según versa la leyenda popular, la guayabera surgió en la Villa del Espíritu Santo por el año 1709, en casa de un matrimonio emigrante de Granada y se popularizó durante la segunda mitad del siglo pasado en la sastrería de la Casa Vázquez, en la ciudad espirituana.

no images were found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *