Periódico de Sancti Spíritus

Categórico desmentido sirio sobre muerte de dirigentes

Autoridades sirias negaron este domingo categóricamente informes difundidos por medios de prensa occidentales y árabes sobre la presunta muerte de altos funcionarios del gobierno y la seguridad.
Según declaraciones citadas por la agencia siria de noticias SANA,  la cadena al-Jazeera, difundió informes sobre el asesinato de un número de funcionarios políticos y de seguridad, quienes están realizando sus actividades en normalidad.
El vicepresidente adjunto, general Hasan Turkmani, una de las posibles víctimas de los rumores, señaló en un  comunicado que las informaciones de la televisora catarí son “totalmente infundadas y reflejan una quiebra total en la credibilidad de los medios de comunicación.”
El militar aseguró que desarrollan sus deberes con normalidad, lo que confirma las mentiras flagrantes que se dicen como parte de la campaña mediática contra el país, agregó.
Estamos seguros, subrayó, y en servicio a la causa del pueblo.
Mientras, el ministro del Interior, teniente general Mohammad al-Shaar, otro de los presuntos ultimados, desmintió la noticia reportada por al-Jazeera, la cual, puntualizó,  es infundada. “Estamos acostumbrados a oír este tipo de noticias caracterizadas por las mentiras y la campaña de ataques”, indicó.
Por otra parte, varios ciudadanos heridos en los atentados del sábado en la ciudad de Deir Ezzor, 461 kilómetros al noreste de Damasco, denunciaron la acción terrorista como parte de los planes de los grupos armados para desestabilizar a esta nación levantina.
Qusia Baa’j, padre de un niño herido por el explosivo llamó a las autoridades a “golpear con puño de hierro a aquellos que están involucrados en el apoyo o la financiación de actos terroristas contra el pueblo”, apelación que en las últimas semanas ha ido creciendo en el país.
Shater Adnan al-Ali, otro de los afectados entre el más de centenar de heridos a causa del estallido del coche bomba, indicó que los sirios están decididos a no ceder a los criminales.
En momentos en que la violencia aparece de forma cíclica en el interior del país, en Camp David, Estados Unidos, el Grupo de los 8 (G8) lanzó un llamamiento “a todas las partes en Siria a que detenga inmediatamente la violencia y llevar a cabo el plan del enviado de la ONU, Kofi Annan”.
Sin embargo, no se produjo ninguna exhortación a algunos de sus miembros a cesar la ayuda financiera y en armas a los grupos armados llegados, en la mayoría de los casos, desde el exterior y que intentan desestabilizar al gobierno de Damasco.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.