Constructores espirituanos concluyen reparación de la presa Dignorah

Ya la presa Dignorah puede almacenar agua a plena capacidad. A partir de ahora el embalse, ubicado en el municipio espirituano de Jatibonico, podrá almacenar agua a plenitud. Continúan los trabajos con ese mismo fin en las presas Lebrije y La Felicidad.

Ya concluyeron los trabajos de reparación y se puso punto final a la prevención hidrológica que durante años impidió llenar a toda capacidad la presa Dignorah, uno de los tres embalses de la cuenca del río Jatibonico del Sur que durante el 2012 se han beneficiado con mejoras constructivas para restablecer a plenitud sus posibilidades de almacenamiento.

Según Manuel Díaz Riverol, subdelegado de Inversiones de Recursos Hidráulicos en esta provincia central de Cuba, en la Dignorah constructores espirituanos desarrollaron labores desde el pasado año para terminar el aliviadero, cuyo costo ascendió a alrededor de 1 700 000 pesos.

El programa concebido para este año incluía, además, la construcción de un dique y la conformación del aliviadero, los viales y aproches o cabezas del puente en la Lebrije, donde las afectaciones por las intensas lluvias complicaron lo previsto y obligaron a extender las acciones hasta el 2013.

“En el caso de La Felicidad ahora ejecutamos parte del movimiento de tierra aguas abajo del aliviadero para después recrecer los muros y ampliar su capacidad. También se están reparando las compuertas que en diciembre se colocarán en el canal de salida de la obra de toma. Todo debe concluirse para el 2014”, puntualizó Riverol.

En general, estos trabajos permitirán en un futuro la entrega de alrededor de 130 millones de metros cúbicos de agua, en su mayoría para el desarrollo de programas priorizados del Ministerio de la Agricultura: tanto para la producción de arroz en el sur espirituano como para el fomento de la soya, en la vecina provincia de Ciego de Ávila.

Por otra parte, durante el 2012 también se han mejorado los hidromecanismos de la presa Zaza, se han rehabilitado 14 estaciones de bombeo y se concluyó el programa previsto en acueducto y alcantarillado de la vivienda, con el cual se favorecieron siete repartos con unos 9 000 habitantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *