Periódico de Sancti Spíritus

Continúa Reunión del G8 en Estados Unidos

Este sábado reanuda la segunda jornada de la XXXVIII Cumbre del G8, un evento que reúne a los ocho países más industrializados del planeta, que cada día pierden protagonismo ante el empuje de las naciones con economías emergentes.
Hasta el momento no han trascendido acuerdos importantes entre los representantes de Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá y Rusia.

Analistas no esperan que del foro del G8 que sesiona desde ayer en Maryland, salgan soluciones a la grave crisis que sacude al mundo y, a falta de resultados prácticos, las expectativas apuntan más a las discusiones del G20.

Durante este encuentro, Estados Unidos insiste en un compromiso colectivo para liberar de manera coordinada las reservas de crudo y frenar el alza de los precios del petróleo.

La reunión se celebra en la residencia de verano de los presidentes norteamericanos en la localidad de Camp David, sometida a fuertes medidas de seguridad para limitar las protestas que han llevado las voces de los menos favorecidos a otros encuentros cimeros del G8.

Para hoy se espera el arribo de cientos de manifestantes desde Baltimore y Washington, anunció Beth Emmerling, de la agrupación Ocupemos Baltimore.

La activista añadió estar segura que los invitados a la Cumbre no verán los carteles de los manifestantes, debido a los cordones de seguridad y recalcó que los protestantes no pretenden romper el orden establecido en el área de la reunión.

Tampoco descartó que el presidente anfitrión, Barack Obama, y sus huéspedes vean las noticias sobre las protestas publicadas en la prensa, donde aparecerán las fotos de los carteles que dicen: “Primer G8 sin arrestos'”, “Los desechos nucleares no tienen solución” y “Terminar la guerra ya”.

“No dudo que Obama tiene interés en saber lo que dice la gente, dado que es un año electoral”, dijo Emmerling.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.