Periódico de Sancti Spíritus

Cuba, la premisa de compartir lo que tiene

Más de 40 mil profesionales cubanos colaboran en unos 65 países en sectores como la salud y la educación, respaldo que autoridades enmarcan en la premisa de compartir los logros de la isla en función del desarrollo social universal.

De acuerdo con el viceministro primero de Salud Pública, José Ángel Portal, la cooperación médica de Cuba llega en la actualidad a más de 60 naciones, donde prestan servicios unos 39 mil colaboradores.

Según datos oficiales, con cierre 2011, esa participación foránea de galenos, enfermeras y personal especializado ha permitido salvar cuatro millones 600 mil vidas, practicar seis millones de cirugías y atender a 921 millones de pacientes.

El apoyo cubano ha permitido en diversas condiciones geográficas establecer redes de atención sanitaria e instalaciones como hospitales, clínicas, centros estomatológicos, consultorios y salas de rehabilitación, dotados de moderna tecnología.

La Revolución, sustentada en su proverbial vocación internacionalista, y con la premisa de “no dar lo que nos sobra, sino de compartir lo que tenemos”, ofrece esa colaboración médica, señaló esta semana Portal en declaraciones a la prensa local. Sobresalen la cooperación en Haití, donde permanecen unos 700 profesionales de la salud, y en Venezuela, país que con esa ayuda ha desarrollado los programas Barrio Adentro en sus diferentes versiones, de las cuales se benefician millones de personas.

También en educación la mayor de las Antillas está presente en el panorama internacional con su aporte solidario.

Más de dos mil cubanos laboran en 23 naciones como parte de programas de colaboración en materia educativa, declaró recientemente a Prensa Latina la funcionaria del Ministerio de Educación Miriam Egea.

Hasta el momento, el método cubano de alfabetización “Yo, sí puedo” cuenta a su favor con unos cinco millones 852 mil alfabetizados en diversas partes del mundo, en tanto algo más de un millón de personas reciben hoy día las clases de este programa, informó.

Existe asimismo -dijo- otra iniciativa que complementa a “Yo, sí puedo” y permite a los beneficiados llegar a terminar los estudios de primaria.

A partir del citado método, países como Venezuela (2005), Bolivia (2008) y Nicaragua (2009) se declararon libres de analfabetismo, mientras que en otros lo han hecho departamentos, provincias y municipios.

La solidaridad cubana se distingue porque comparte lo que tiene, no lo que le sobra, afirmó el presidente boliviano, Evo Morales.

Por su parte, el mandatario haitiano Michel Martelly agradeció a finales de noviembre durante una visita oficial a La Habana “la cooperación, el apoyo y la solidaridad permanente que siempre hemos recibido” de Cuba, donde se han graduado más de mil 100 jóvenes haitianos.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.