Desarrollan en Sancti Spíritus trabajo social con fines preventivos

La atención a personas de la tercera edad con necesidad de asistencia social figura entre las proyecciones.La atención a las diferentes problemáticas sociales en hogares y comunidades constituye la esencia de la labor que despliegan desde finales del pasado año las Direcciones de Trabajo en los distintos municipios y en la provincia.

Atendiendo al apotegma martiano de que “En prever está todo el arte de salvar” y sobre la base del estudio desarrollado en territorio espirituano durante los meses de abril a octubre de 2011, el cual se ha venido actualizando posteriormente, se constató la existencia de 28 389 familias necesitadas de atención por parte de los trabajadores sociales, y de ellas fueron identificadas unas 3 760 en estado de vulnerabilidad.

El diagnóstico de dichos núcleos abarca problemáticas tan diversas como la inadecuada convivencia familiar, comportamiento social impropio, condiciones de vida desfavorables y falta del necesario amparo a niños, adolescentes u otros miembros del hogar. También se registraron elevados índices de ingestión de bebidas alcohólicas por algunos miembros, violencia intrafamiliar y poca inserción en la vida comunitaria.

De acuerdo con la información ofrecida a Escambray por Edilia Caraballo Forteza, subdirectora de Prevención, Asistencia y Trabajo Social en la Dirección Provincial de Trabajo, el énfasis se hace actualmente en la atención a las personas discapacitadas y en el cumplimiento del acuerdo 7155 del Consejo de Ministros, relativo al otorgamiento de subsidios a personas para realizar acciones constructivas. Significó la funcionaria que resulta de suma importancia la participación en toda esta labor de los factores implicados, entre los cuales figuran las direcciones del Ministerio del Interior, Salud, Vivienda, Cultura, Educación, Educación Superior, los Tribunales y la Fiscalía, a los que se suman las organizaciones políticas y de masas.

Como situaciones más acuciantes emergen los menores con dificultades en la satisfacción de sus necesidades básicas y otros con problemas de nutrición, así como determinado número de niños que sufren maltrato emocional o psicológico. A tales fines, además de los hogares puntuales, se atienden 16 comunidades con problemas sociales críticos, así como más de 7 000 adultos mayores de 60 años, parte de los cuales requieren ayudas técnicas y otros reciben protección por la vía de asistencia social.

Edilia Caraballo añadió que se adoptan medidas para paliar esas problemáticas, entre las que sobresalen la reevaluación de los niños tributarios de la ayuda alimentaria, de los postrados a quienes se les entregan módulos de aseo personal y de otros beneficiados con la cuota adicional de combustible doméstico.

Significó, asimismo, que de conjunto con los factores implicados se trabaja para la identificación temprana de conductas que derivan en asedio al turismo o prostitución, así como para la detección de los sectores poblacionales que requieren ayudas económicas, técnicas o de servicios. En estas acciones se incluyen las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia, que asumen la atención a casos con predominio de violencia, abandono o sobreprotección. También se ha previsto el ordenamiento del trabajo por cuenta propia en las zonas de turismo, a fin de evitar conductas inadecuadas que afecten esta actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *