Desenlace en el Teatro Principal (+fotos)

La fachada del Principal, ahora con carpintería de madera, recuerda mejor al inmueble original.Todas las miradas se vuelven hacia el Principal. Pasan los meses y en sus orillas el ajetreo no toca fin: arena, cemento y lo demás levantan polvaredas interminables que para nada anuncian descorrer el telón. Uno de los coliseos más antiguos de Cuba, sometido a capital reconstrucción, entra en los detalles de la terminación. Pero este remate, por su magnitud, bien pudiera compararse con la recreación de esas obras dramáticas que todos esperan saborear algún día desde sus lunetas.

El arte cuesta caro, más si se trata de la restauración de un inmueble en su momento considerado una de las tres joyas patrimoniales de la ciudad y entre los exponentes más significativos de la arquitectura colonial con su estilo neoclásico: solo durante el 2011, el teatro absorbió alrededor de 901 000 pesos y para su conclusión se necesitarían otros 863 000, de los cuales menos de la tercera parte se encuentra aprobada, en tanto el resto del financiamiento aún se discute en los niveles ministeriales.

DE AYER Y DE HOY

Lidia Rosa Alfonso, la inversionista, valora de positiva la calidad de los trabajos constructivos. Desde el 15 de julio de 1839, cuando se inauguró el Teatro Principal, hasta la fecha muchos acontecimientos se han sucedido tras sus paredes, desde momentos de supremo esplendor con las actuaciones de Brindis de Salas y Juventino Rosas, entre tantos otros virtuosos; hasta su conversión en cuartel de tropas y hospital de sangre durante las guerras de independencia.

El pasado siglo otras calamidades atizaron los mitos de la simbólica edificación, que por una decisión lamentable se convirtió en cine y padeció durante años una crónica falta de climatización capaz de ahuyentar hasta a los más fervientes devotos de las tablas.

Pero el coliseo jamás se dio por vencido y, a pesar de que se mantuvo cerrado durante largos períodos, también acogió a lo más selecto de la escena cubana, sobre todo en formato de pequeños espectáculos; y contribuyó a potenciar el teatro, probablemente la manifestación artística más dinámica de la cultura espirituana.

La mecánica escénica y el sistema de tramoyas precisaron todo el ingenio de los especialistas.  Ahora, nuevos tiempos rondan al Principal con esta capital reconstrucción: “Hasta el momento, la obra se encuentra en un 70 por ciento de ejecución, ya se terminaron los camerinos con notable confort, el sistema de tramoyas y eléctrico, de luces y audio, parte del montaje de los conductos de clima; además se concluyeron los baños, las instalaciones hidráulicas y sanitarias, la reparación y restauración del lunetario; se adquirió el tabloncillo del escenario y la carpintería, así como telones y alfombras, entre otros recursos imprescindibles”, detalla Lidia Rosa Alfonso, inversionista de Cultura en la provincia.

Varias empresas espirituanas, nacionales y de otros territorios, además de decenas de movilizados del sector de la Cultura, han hecho posible el milagro, incluido un costoso sistema de protección contra incendios -valorado en 100 000 pesos y 90 000 CUC-, con una gigantesca cisterna exterior y todo lo imprescindible para apagar en menos de una hora algún eventual fuego.

“Constructivamente se están terminando los últimos detalles, que son muy técnicos, como las paredes acústicas, el retorno del clima, las pilastras del tabloncillo. También restan todos los montajes especializados y la conclusión del Café Teatro. Quedan muchos asuntos pendientes, quitar todo el churre y después poner lienzos, satines, alfombras. Se debe terminar para junio o julio”, asegura la inversionista.

-¿Qué valoración le merece la calidad de lo ya terminado?, ¿qué puede obstaculizar la terminación del teatro?

-Hasta el momento se están cumpliendo las expectativas, la calidad es buena. Lamentablemente no puede tener más capacidad, ni parecerse más al original porque la transformación que se le hizo para cine lo impide. Ahora, nos faltan 240 metros de tubos para las varas de luces que no aparecen. Lo otro es el financiamiento, si no acaban de poner el dinero no podemos contar con los servicios ya contratados, ni mantener la secuencia de la obra.

NOVEDADES DE LA ESCENA

Cerca del área de los camerinos se construye el Café Teatro. Luego de décadas de espera y con una estrechez económica evidente, pedir más para el Principal quizás resultaría ambicioso. Muchas expectativas se tejieron a su alrededor, pero la práctica sumó y restó.

“Al cierre de este mes la construcción civil queda concluida, es mucho lo que se ha hecho, estamos satisfechos con la labor de la ECOA-49, pero se ha demostrado que esta no es una fuerza calificada para instalaciones de este tipo, necesitamos preparar mano de obra para estos empeños”, considera Juan Carlos González, presidente del Consejo Provincial de las Artes Escénicas.

Y agrega: “No se pueden pasar por alto algunas novedades como el trabajo con la mecánica escénica y las tramoyas, con el cual se resolvió un problema histórico de este teatro que no disponía de torres y ahora con material reciclado la empresa especializada Ambientes Atrio logró una solución que nada tiene que envidiar a sus similares importados”,

A ese loable empeño se suman los quehaceres de reconstrucción de las cerchas o estructuras metálicas que sostienen el techo y que lo fortalecen para largo tiempo, asumidos por el Departamento de Mantenimiento y Calderas de la Empresa de Cemento Siguaney, sin grandes experiencias en el asunto, pero con un resultado encomiable.

Para los especialistas, una de las transformaciones más valiosas se encuentra en la metamorfosis del escenario, que ahora se ajusta a 12 metros de boca y 10 metros de fondo, lo cual facilita las visuales y mejora los ángulos de observación para los espectadores desde las 350 butacas disponibles en el lunetario. El tabloncillo, cuyo solo costo ascendió a 25 000 CUC, por la excelencia de los materiales y la exquisitez de la mano de obra artesanal, igualmente se encuentra entre los mejores del país.

Estas modificaciones permiten además, ganar en agilidad y en complejidad para la realización del espectáculo; y ampliar el diapasón de posibilidades de presentación en cartelera: todo tipo de teatro, ballet de pequeño y mediano formato, compañías de baile folclórico, música de cámara, lírica de pequeño formato y popular con baladistas o concierto.

“Aunque nos quedó pendiente la realización de un mural con la historia de esta manifestación artística, ganamos la edificación de un Café Teatro que no aparecía en el proyecto original, quedará con capacidad para 40 personas, y el decorado del Fondo de Bienes Culturales y Forjaluz, a partir del diseño de Vladimir Osés”, concluye Juan Carlos.

La reconstrucción del Principal se mantiene en escena. Los últimos minutos de los actores sobre el tabloncillo resultarán definitivos a la hora de bajar el telón para escuchar los aplausos. La persistencia de los espirituanos, quienes guardan con especial apego el seguimiento teatral, por fin ha logrado sacar casi de las ruinas a un lugar especial para la ciudad, donde ahora se mezclan tradición y modernidad. El desenlace se acerca.


Comentarios

3 Respuestas to “Desenlace en el Teatro Principal (+fotos)”
  1. jose angel dice:

    excelente noticia,espero que ahora el pueblo sepa cuidarlo para que disfrute todo el tiempo de un teatro que tanta falta hace en una poblacion como la espirituana.felicidades a todos los que de una forma u otra han constribuido a mejorar la cultura espirituana a traves de la recontruccion o remodelacion del principal.

  2. julio ulloa dice:

    felicidadedes a todos los que en diferentes forman tienen que ver con el teatro principal ( me incluyo ) pienso que particularmente juan gonzalez debe estar muy contento al igual que domingo y otra persona que aunque ya no esta en el teatro se preocupo mucho por los datos y la historia del mismo esta es Odalis Cid, ahora a buscar personal que de verdad le interese este medio y ayuden a mantener y cuidar una obra que hemos esperado por años FELICIDADES—

  3. Muy Especial regalo al pueblo espirituano solo agregar que ahora les toca protegerse de los bandoleros y de los amantes al desorden pues para mi se mantienen en acecho para continuar con los indolente causando males como escribir paredes butacas y mas se que es momento de mantenerse alegre por el feliz acontecer pero no olvidar por un instante al enemigo del orden y de las protecciones sociales pues hoy dia esta gente hacer de las de ellos a pantalones a todo lo largo y ancho del territorio nacional. Lazaro


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.