Periódico de Sancti Spíritus

EE.UU: Aconsejan a Mitt Romney mantenerse callado

Mitt Romney, candidato presidencial republicano.El candidato presidencial republicano, Mitt Romney, debe mantenerse callado y así resuelve algunos problemas aunque fomente otros, como nueva estrategia para su campaña para las elecciones de noviembre, señaló este martes un editorial del diario The Washington Post.
Con su boca cerrada los debates en televisión serán raros, porque el presidente Barack Obama hablará con franqueza y en profundidad sobre una variedad de temas, mientras Romney se queda parado en silencio y solo señala con las manos, añade el rotativo.

Según un vídeo grabado en secreto y publicado por la revista estadounidense Mother Jones, Romney afirmó ante un grupo de donantes de fondos que casi la mitad de los estadounidenses votarán por Obama, sin importarles lo que suceda, porque dependen del gobierno.

En sus polémicas afirmaciones, agregó que esas personas piensan que la administración tiene la responsabilidad de preocuparse por ellos, quienes se creen víctimas con derecho a un extenso apoyo. Romney señaló que el 47 por ciento de los electores creen que tienen derecho a servicios de salud, alimentos, viviendas y todo lo que pidan.


Comentarios

Una respuesta to “EE.UU: Aconsejan a Mitt Romney mantenerse callado”
  1. Trato ser respetuoso con este avestruz MITT aspirante republicano aunque meta la cabeza debajo de la tierra es capaz de hacerse el gracioso y soltar un trueno de mal olor pues siempre esta despistado hace poco vino a la ciudad bananera de MIAMI y hablo hasta por los codos con la pila de basuras de anti-cubanos donde estaban todos los gusanos el lugar es el PALACIO DEL JUGO lo peculiar es que su DUENO es un NARCOTRAFICANTE condenado por las leyes federales ahora nadie habla de esto ni RADIO TELEVISION y mucho menos los pregonero que dicen ser periodistas. Lazaro izquierdo


Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.