Periódico de Sancti Spíritus

EE.UU: Rechazan campaña difamatoria contra Obama

La campaña estaba destinada a desacreditar al candidato demócrata a la reelección.El multimillonario estadounidense Joe Ricketts descartó este jueves la propuesta de sufragar una campaña publicitaria de 10 millones de dólares contra el presidente Barack Obama, organizada por estrategas republicanos de un importante Comité de Acción Política.
La campaña estaba destinada a desacreditar al candidato demócrata a la reelección en las próximas elecciones de noviembre, vinculándolo con su exasesor espiritual, el Reverendo Jeremiah A. Wright Jr., un defensor de la llamada “teología de la liberación del negro”.

Ricketts, fundador de la firma TD Ameritrade, aseguró que era un exceso introducir el tema racial, involucrando en la campaña electoral al reverendo Wright.

Un anuncio publicado en el diario The New York Times notificó hoy que el Super PAC (Comité de Acción Política) republicano “Fondo de Gastos de Acción Final”, estuvo analizando la propuesta de atacar fuertemente al presidente Obama, a través de comerciales publicitarios, a un costo de 10 millones de dólares.

En un comunicado entregado a los medios de prensa, Brian Baker, presidente del Comité, aseguró que la autoría del proyecto correspondió a un grupo de estrategas electorales del partido de los elefantes y que Ricketts lo rechazó.

Jim Messina, coordinador de la campaña electoral de Obama, criticó la propuesta de los republicanos y la calificó como “un intento de linchamiento”.

También Mitt Romney, virtual oponente del presidente Obama en las elecciones presidenciales de noviembre, repudió el intento del Super PAC de desplegar una operación publicitaria de este tipo.

“Me gustaría que esta campaña estuviera centrada en la economía, en lograr que la gente vuelva a trabajar, en aumentar los ingresos personales y fomentar una creciente prosperidad, especialmente en los que integran la clase media de Estados Unidos”, subrayó el exgobernador de Massachussets.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.