El diluvio lavó el suelo

Donde existen medidas de conservación se mitigan los efectos de las lluvias.Las intensas lluvias de finales de mayo pasado sumaron más erosión a la ya deteriorada superficie agrícola de Sancti Spíritus.

Quizás haya sido el suelo el que más perdió con las intensas lluvias que azotaron a Sancti Spíritus en mayo pasado. Dentro de las afectaciones cuantificadas en la infraestructura socioeconómica del territorio -sobrepasaron los 50 millones de pesos- la grave erosión sufrida por la superficie cultivable reporta un reducido valor monetario; sin embargo, especialistas y productores coinciden en señalar el negativo daño causado por este evento a ese patrimonio creado por la Naturaleza en un proceso que tardó miles de años.

“Es muy difícil calcular la magnitud real de la erosión provocada por aquellos torrenciales aguaceros, además del tiempo que se requeriría” -expone Omar Roger Pentón, director Provincial de Suelo-, pero estimamos que se perdieron cientos de toneladas de suelo, con municipios muy golpeados como Cabaiguán, Yaguajay, Sancti Spíritus, Trinidad y Fomento entre otros. Tal daño pudo apreciarse mejor en las más de 900 hectáreas (ha) que estaban en ese momento en fase de preparación porque era el inicio de la campaña de primavera, tanto en el sector agrícola como cañero. Esas áreas quedaron prácticamente lavadas”.

Según la propia fuente, otro escalón ilustrativo de ese daño se ubicó en las más de 600 ha con medidas de conservación aplicadas, como tranques de piedra, de madera, entre otras, y que se destruyeron esos trabajos. En sentido general los grandes arrastres ocasionaron en muchos lugares las pérdidas de los nutrientes, de la materia orgánica y del horizonte A (capa arable), expone Omar.

A criterio de los especialistas la erosión -considerado el principal problema ambiental del territorio- estaba  presente ya en alrededor del 80 por ciento de la superficie agrícola de la provincia y el mejor retrato de lo que pasó con el suelo en esos días de diluvio, está en las propias áreas del Polígono Demostrativo de Conservación de Suelo, Agua y Bosque, que desde un tiempo atrás se acondiciona en la Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Cuba Nueva, de Cabaiguán. “Hasta en los lugares donde estaban ejecutadas las medidas de conservación hubo daños, pero en una proporción menor a las zonas donde no se ha llegado todavía con este programa”, precisa el directivo.

“Trabajamos para recuperar y extender las medidas de conservación y drenaje; aunque es de esperar ahora en esas áreas dañadas rendimientos más bajos por la pérdida de la capacidad productiva del suelo. En lo inmediato hay que ampliar el uso de materia orgánica, porque no todas las cosechas podrán respaldarse con fertilizantes importados”, refiere Omar.

Emaidy González Pérez, especialista de la actividad, considera que con una lluvia como la del mes de mayo, que cambió hasta la topografía en algunas zonas, “siempre va a existir daño, pero si aplicamos las medidas conservacionistas y se acortan los intervalos del período en que permanece la tierra en preparación, desnuda como se dice, se pueden mitigar un poco los efectos de los arrastres y como tal la pérdida de suelo, el recurso primario para producir”.

One comment

  1. Yo estaba en mayo cuando las aguas fue horrible aunque con la naturaleza no hay quien pueda y mucho menos si durante tiempos anticipados se pudo prevenir lo que pasa cada personal y organismo de preparar condiciones para momentos malos no prestan atenciones por razones de negligencias pues con toda seguridad casi todos menos dos o tres de menor rango y tuvieron callar por determinadas razones que todos sabemos los que hubieron tenido la responsabilidad en sus manos en vez de buscar alternativas anticipadas no lo hicieron pues esta viviendo la vida loca creyendo que son DIOS infalible que las leyes yo les llegara ni como en ramos de rosas pues siempre tienen la cuartada perfecta hasta un dia que DIOS se valla a afeitar y los irresponsable se les acaben las cuartada pues de que barba se van agarrar. Lazaro izquierdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *