Periódico de Sancti Spíritus

España: Masivo seguimiento de huelga en sector ferroviario

Las principales centrales obreras españolas cifraron este lunes en más de un 95 por ciento el seguimiento de la huelga de 24 horas convocada en el sector ferroviario español y en los metros de Madrid y Barcelona.
Los trabajadores del transporte por ferrocarril protestaron contra la liberalización del sector anunciada por el gobierno conservador de Mariano Rajoy, decisión que los gremios consideran una privatización encubierta de ese servicio público.

La medida de fuerza es la segunda que realizan en poco más de un mes las tres empresas estatales del sector -Renfe, ADIF y FEVE-, y afectó a los trenes de alta velocidad (AVE), de larga distancia y de cercanías (suburbano).

En Madrid, este paro se sumó a otros dos parciales decretados por los empleados del metro, en dos turnos de cuatro horas cada uno, contra la rebaja salarial y la desmesurada subida de las tarifas en el subterráneo metropolitano.

La jornada de huelga en Renfe, ADIF y FEVE coincidió, además, con la paralización de los servicios del metro y de los autobuses de Barcelona, segunda urbe en importancia de España y capital de la comunidad autónoma de Cataluña.

Los sindicatos calificaron de abusivos los servicios mínimos impuestos por las autoridades: del 73 por ciento en los trenes del AVE y de larga distancia, del 65 por ciento para los interurbanos y del 75 por ciento para los de cercanías en hora punta.

Pese a ello, calificaron de exitosa su protesta, que provocó retenciones en las principales vías de acceso a Madrid y Barcelona.

El Ejecutivo del derechista Partido Popular aprobó en julio último la liberalización del transporte ferroviario nacional de viajeros a partir del 31 de julio de 2013, con el objetivo de incrementar el número de operadores.

Sin embargo, las centrales sindicales denunciaron que los planes del Gobierno español ponen en peligro miles de puestos de trabajo y empeorarán esta prestación, al tiempo que estiman que la liberalización del sector supone una privatización encubierta.

Las medidas se enmarcan dentro de los severos recortes sociales y laborales puestos en marcha por Rajoy para reducir el déficit público, como exigen las instituciones de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Los paros en el subterráneo madrileño se repetirán los días 21 y 28 de septiembre y el 1 de octubre.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.