Familias cubanas con bajos ingresos pueden solicitar subsidios

Familias cubanas con bajos ingresos pueden solicitar subsidiosTras entrar en vigor el reglamento aprobado para entregar subsidios destinados a la construcción y rehabilitación de las casas, desde este 16 de enero los cubanos sin solvencia económica podrán solicitarlos en las direcciones municipales de la Vivienda.
Se priorizarán las familias afectadas por catástrofes y los casos sociales críticos, según acuerdo del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros y las normativas complementarias del Instituto Nacional de la Vivienda y los ministerios de Comercio Interior, Finazas y Precios, y Trabajo y Seguridad Social, publicados en la Gaceta Oficial hace unos días.
Tan importante paso está dirigido a contribuir a la solución del déficit habitacional en el país, apoyando a quienes tienen menos ingresos para emprender la ejecución, rehabilitación y mantenimiento de sus inmuebles, expresión de la voluntad del Estado de que nadie quede desamparado.
De esta manera también se avanza en el cumplimiento del Lineamiento 173, aprobado por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, el cual expresa que se trabajará por eliminar las gratuidades indebidas y los subsidios excesivos, bajo el principio de compensar a las personas necesitadas y no subsidiar productos de manera general.
Como señalaron recientemente a la prensa, Raquel Rodríguez y Miguel Limia, respectivamente jefa y miembro del Grupo de Política Social de la Comisión Permanente de Implementación y Desarrollo de los Lineamientos, “no es una medida aislada”.
La misma “forma parte de una estrategia que comenzó con la venta liberada de los materiales de la construcción, seguida por la puesta en vigor de una política de créditos bancarios, y poco después continuó con la reducción del precio en 122 artículos destinados al mejoramiento o edificación de la vivienda”.
Tras los interesados realizar la solicitud en la Dirección Municipal de la Vivienda, las instancias territoriales del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social  analizarán integralmente la situación socioeconómica de la familia.
Por ejemplo, tendrán en cuenta si alguno de sus miembros o todos están vinculados a algún tipo de empleo, los gastos y los ingresos.
También se valorarán otros elementos importantes como la situación de salud, envejecimiento, discapacidad y la posibilidad del núcleo de asumir las acciones constructivas, explicó a la prensa Yusimí Campos, directora de Seguridad Social de ese organismo.
La decisión de concederles o no el subsidio corresponde al Consejo de la Administración Municipal a partir del estudio colegiado de cada caso, y si se requiere la construcción de un inmueble se otorgará un máximo de 80 mil pesos, y si son acciones menores de conservación hasta cinco mil pesos, acotó la especialista.

(Tomado de la Agencia de Información Nacional)

One comment

  1. Lo considero muy correcto, se están dando pasos de avances en ayuda de aquellos que mas lo necesitan. Lo que si hace falta es que estos recursos no se desvíen hacia otros lugares. Pues aquellos que tienen que entregarlo, hay ocasiones que por tener amigos o a ellos mismos lo desvían, o quien sabe también hasta por dinero. Debemos controlar todo esto de forma que no existan especulaciones, esto debe ser a través de un équipo que controle y responda de cada material que se entregue, sabemos de los VIVOS., los cuales son muchos, recordemos que estamos en un cambio el cuál debe ser gradual, pero con paso firme y dureza,. sin interesar el tipo de persona que sea (militante, dirigente etc.) por ellos debe comenzar el ejemplo. Es esta la única forma de construir y continuar con aquellas oportunidades que brinda la Revolución, y por la cuál se han perdido tantas vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *