Periódico de Sancti Spíritus

FIHAV 2012 se abre en La Habana

FIHAV es considerada uno de los eventos comerciales más importantes de América Latina. Más de tres mil expositores de 62 países participan desde este domingo y hasta el próximo día 10 en la XXX Feria Internacional de La Habana, FIHAV 2012.
Alimentos, materiales y equipos de la construcción, maquinaria de diversos tipos, materias primas para producciones industriales, y una amplia gama de servicios en las áreas de salud, educación y turismo, concurren en los 25 pabellones de EXPOCUBA, sede habitual de la cita.
Considerado uno de los eventos comerciales más importantes de América Latina, FIHAV ha contribuido en cada una de sus ediciones a la diversificación del comercio exterior cubano y otros negocios ventajosos para las empresas nacionales, en un clima de respeto y seguridad.
Rusia, Venezuela e Italia figuran entre las naciones de considerable crecimiento en su participación con respecto a 2011, al tiempo que España se posiciona nuevamente como la de mayor representación.
Durante las jornadas, se efectuarán presentaciones de múltiples bienes y servicios, encuentros empresariales y rondas de negocios, actividades que posibilitarán un rico intercambio entre ejecutivos de mil 500 firmas extranjeras y de un centenar de entidades cubanas.
Empresas líderes en diversos sectores de la economía cubana estarán presentes en esta ocasión como Unión Suchel, Cubaexport, Tecnoazúcar, Los Portales, Thaba, Labiofam, Río Zaza y Havana Club Internacional.
De acuerdo con los organizadores, las visitas profesionales se realizarán por invitación a partir del día cinco, de 10 de la mañana a seis de la tarde, mientras que la población en general podrá acceder a las áreas expositivas el sábado 10 en ese horario.
Transcurridas tres décadas desde la primera edición en 1982, el evento crece a la par de la economía cubana, al igual que el interés de la comunidad internacional en fomentar sus lazos comerciales con la Isla.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.