Gallos ahogados en su propio pantano

Diez años no han sido suficientes para que los Gallos aprendan a jugar play off. Diez años no han sido suficientes para que los Gallos aprendan a jugar play off.

Tal vez debería decir que fue un play off emotivo, dramático. En realidad lo fue. Solo que a Sancti Spíritus le tocó el papelazo de turno y pocos aquí tienen ánimos para crónicas.

Hay otra realidad más cruda que no admite edulcoraciones. Los Gallos sucumbieron en el pantano de los Cocodrilos, que con una remontada histórica hicieron la hombrada y le obligaron a un adiós temprano de la postemporada.

Confieso que me inscribí en el exiguo grupo que le concedió el favor de los pronósticos a la tropa de Ruperto Zamora. Quizás me incliné por la mayor experiencia de sus hombres y porque creí que la presión haría mella en los debutantes yumurinos.

Quise desentenderme de las estadísticas que no siempre deciden; también del inestable paso de los Gallos en la fase regular y de sus percances para clasificar y hasta del historial adverso que archivan en play off como equipo perdedor. Pero otra vez, Sancti Spíritus decepciona y ni siquiera su derrota adquiere la categoría de noticia.

Acaso por elemental respeto a los lectores, no reproduzco cualquiera de mis escritos de los últimos años. Cuando los Gallos dividieron en terreno ajeno a todos pareció un buen saldo por hacerlo ante el equipo que más ganó en la temporada. Presos de la presión, a los Cocodrilos pareció caerles definitivamente el play off encima con nueve errores (cometieron 13) en los primeros cuatro juegos. Así perdieron los dos partidos en el “Huelga”, el segundo de ellos por un contundente nocaut. Entonces todos apostaron por lo que no ocurrió: buscar a toda costa una definición en casa para evitar el regreso al “Victoria de Girón”.

Pero Matanzas no tenía las manos atadas y, con la guía de un estratega de marca mayor, logró la hazaña. “Solo me queda una bala”, diría Víctor Mesa con el cotejo 1-3. Esa bastó para ganar tres batallas y sepultar a un equipo que comenzó a dibujar su propia muerte desde que fue reducido a tres hits y una lechada, apenas un día después del fuera de combate propinado a su rival. Y fue el equipo de siempre, que terminó dándole razón al colega Luis López Viera: lo mismo te dispensa un homenaje que un entierro.

Y en ese no saber rematar, los Cocodrilos sacaron la cabeza del pantano y comenzó la guerra de las estrategias. El mánager yumurino extrajo a su astro Jorge A. Martínez a punto de tirar 100 lanzamientos el lunes, miró lejos… hasta el jueves. y muchos adivinaron el último capítulo de esta telenovela. Tal vez porque muchos husmearon de antemano la crónica de una muerte anunciada desde el quinto juego, el dolor esta vez fue menos.

Comenzaron a aparecer los fantasmas que temporada tras temporada resurgen en el camino de los yayaberos y el play off se dividió en dos. Aquel elenco que enseñó garra y atisbos de algunas mañas en el corrido de bases sucumbió ante unos matanceros que demostraron por qué ya tienen segura la medalla de bronce.

El equipo se transformó en la caricatura de siempre: una batería que se disminuyó al punto de anotar cinco carreras en tres juegos mientras sus rivales anotaban 17 (nada parecido a la primera fase cuando anotaron 24 y sus contrarios 10); una defensa que, aunque en números lució mejor: 982, aportó errores en momentos cruciales; un pitcheo que no ha aprendido a preservar ventajas mínimas y que se desmorona en un juego crucial como el sexto, incluido un Ángel Peña empleado increíblemente tres veces pese a no mostrar aptitudes para esta “guerra” o un Yamichel Pérez con casi un mes fuera del box.

Prefiero obviar los números. A fin de cuentas estos dicen poco en un desempeño donde de un año a otro solo cambian los nombres y el rival. Por encima de estadísticas sobresale la falta de acople y de unidad de una alineación que solo impresiona en papeles, con el lujo de tener un séptimo bate como Yenier Bello o Eriel Sánchez.

Los play off se viven juego a juego. Con la merma ofensiva de los últimos choques, ¿por qué no optar por el propio Bello como cuarto madero? ¿Por qué no emplear ni un solo emergente después del protagonismo dado a los hombres de la banca en la fase regular? ¿Hasta cuándo esperar por el batazo oportuno que selle un partido cerrado?

Puede buscarse la derrota en los errores de Alfonsito o Yulieski, que a fin de cuentas salvaron otras situaciones extremas; o en el fly fallido de Eriel Sánchez con bases llenas, luego de haber decidido el primer partido con un jonrón. Solo son detalles que pueden o no decidir.

Pero en el centro de todo gira un equipo sin mentalidad ganadora, que se prepara para ganar dos y no lucha por tres, ni en su patio, ni en el ajeno, que se desploma psicológicamente al punto de contraer su corazón en medio de la candela.

Los Gallos persistieron en su estatismo con un juego demasiado predecible y esquemático hasta en la rotación del pitcheo. Me permito un aparte para Ismel Jiménez, que tras una temporada de ensueño, cargó con una derrota que empañó su cierre. Guió a su equipo a la clasificación y ganó dos partidos en cuartos de final. Con cuatro días de descanso salió con honor al box en un juego asfixiante sin respaldo ofensivo y no pudo esta vez.

Matanzas ganó por la convicción y la garra de un equipo donde la figura es el colectivo, donde un día decide un Ariel Sánchez desbordado, un Joel Suárez salvador de dos o hasta un importado como Yasiel Santoya que, a pesar de sus 190 de average, dio el batazo de su vida para empujar las dos carreras que a la postre sepultaron definitivamente al equipo de donde emergió. Ironías del destino.

Las palmas para Jorge Martínez, que le cogió la medida a los Gallos y les ganó tres veces, la última de ellas con solo tres días de descanso y algo más que velocidad. También para Víctor Mesa, a quien se le podrán cuestionar sus métodos y sus excesos, pero habrá que reconocerle su magia para sacar del sepulcro a Matanzas y saber mover las piezas como en un tablero de ajedrez, con ese olfato capaz de advertir cuándo extraer a un Maikel Martínez dubitativo por lanzarle a Cepeda.

Diez años no han sido suficientes para que los Gallos aprendan a jugar play off. Por cuarta ocasión caemos en un séptimo juego sea cual sea la etapa. Por cuarta campaña sucesiva nos vamos en cuartos de final. En un rapto de dignidad, los Gallos lucharon en el juego final, mas tampoco soportaron la presión.

Y el instante hizo la diferencia entre ubicarnos otra vez entre los cuatro grandes o bajar… hasta el octavo puesto, un escaño inferior al ocupado en la Serie 50. ¿Qué nos queda? ¿Aportar el escándalo de no clasificar como a punto estuvimos de hacerlo esta vez? ¿O seguir siendo el animador de sueños frustrados de una afición hastiada de tanta levedad? ¿O el arquitecto diseñado para engrandecer contrarios? ¿O el amuleto de los campeones del béisbol cubano?

Si antes fue Holguín, La Habana, Industriales, Pinar del Río, ahora fue Matanzas ¿Quién vendrá después? ¿Mayabeque? ¿Alguien nos respetará después de esta, la otra debacle?

Esta vez la afición echó a un lado sus “rencores” por aguas pasadas y los apoyó hasta el delirio con iniciativas nunca antes explotadas, en un “Huelga” que le regaló sus mejores galas y hasta el influjo de gigantografías de cuatro portentos espirituanos que no parecen reencarnar en esta generación.

Los Gallos no sucumbieron en el pantano de los Cocodrilos, sino en el suyo propio. Fueron presas otra vez de las manquedades que como equipo no han sabido resolver y que van más allá de la intención de un director. A propósito, ¿seguiremos cambiando de timonel o atenderemos con seriedad las causas que se esconden detrás de este martirio? ¿Haremos de nuevo como el avestruz hasta la próxima serie?

Por encima de cualquier consideración, este sigue siendo el mismo equipo sin brillo, sin carácter y sin los atuendos que calzan los grandes.

50 comentarios

  1. decepcionante, increible. debieran cambiar de profesiones y sobre todo retirar ese nombre de gallos. que los nombren con otro, pero no con ese. solo sirven para hacer grande a los rivales

  2. JOSÉ JOAQUÍN

    ahora todos a criticar, empezando por elsa que no le dio ni un soplito de ánimo en sus comentarios, todo lo contrario anunciando la muerte desde el 5to juego, tal parece que hay personas que se alegran del fracaso del equipo. nuestro equipo, nadie dice que a eriel le cantaron un straik que empataba ese juego, de acuerdo que se le alertó en comentarios anteriiores a la direción del equipo de que debía usar otros lanzadores, fue un error usar dos veces a noelvis y a peña que no pasaron del 5to ining en toda la serie, salvo contadas excepciones, la vida demostró que socarrás estaba listo para ganar el juego que nos faltó, también se le alertó de que debía sentar a los que no estaban rindiendo sin importar nombres puesto que el equipo llegó a play off con ese banco jugando maravillas, espero la experiencia para zamora lo ayude para el próximo evento, esperemos que robersis se incorpore y la vida dirá.
    ya yo voy cantando campeones en la serie 53!!!!

    • Pancho Alegre

      Joaquin, en verdad no lo entiendo..puede que a Eriel le hayan cantado un strike dudoso..a la hora buena, en tres bolas sin strike, se dejó cantar dos por el medio de home..qué me dice entonces?..y sí, vale la crítica, es justa, no injusta, para alertar están los técnicos, los entrenadores..la prensa puede emitir consideraciones, y de hecho, lo hace, pero para la afición espirituana, ya es demasiado..por lo tanto, críticas a LOs GAllos y aplausos a Los Cocodrilos, que siemrpe supieron ganar el bueno, algo que no han aprendido aún Los Gallos.

    • mi hermano, usted merece un premio por tanto optimismo…o una pastilla para sus alucinaciones, jajajajjaa, ese equipo mientras tenga esos peloteros, JAMAS, ganara un campeonato, yo pensaba que el problema era con mis azules, pero veo que es con cualquiera, por tanto, y valga la redundancia, el problema son ellos mismos que son perdedores por naturaleza…era increíble ver a peloteros probados ya como eriel y yuliesky, en la esperadera esa queriéndole dejar la candela al de atrás

    • José Joaquín, ya lo de Elsa es el colmo, este mismo articulo lo publicó en Cubadebate para darle en la vena del gusto a los industrialistas.
      En cierto modo estoy de acuerdo con Ud. pero no es Ruperto Zamora solamente el que tiene que aprovechar las experiencias negativas de este campeonato, los peleoteros tienen que resolver sus problemas internos en el equipo, que no es un secreto para nadie que existen, y los sagrados dejar de jugar a lo individual y todos echarle el corazón a cada juego.

      Ah! es usted muy optimista, pero así es como debe ser, todo el tiempo energía positiva.

      Me sumo a su canto, todo es posible si se le pone empeño.

  3. YA ELSA NOS TIENE ACOSTUMBRADOS A SUS ACERTADOS “OBITUARIOS” DESPUÉS DE LAS MUERTES PREMATURAS DE LOS GALLOS EN PLAY OFF . EN MI CASO ESTABA CONSCIENTE DESDE EL QUINTO JUEGO DE “LA CRONICA DE LA MUERTE ANUNCIADA” , PERO LO UNICO QUE NO COMPARTO CON EL EXCELENTE TRABAJO DE ELSA ES QUE ESTA VEZ EL DOLOR FUE MENOS. EN MI CASO HA SIDO MAS DOLOROSO , QUIZAS PORQUE NO VIVO EN SSP. Y NO TENGO CON QUIEN COMPARTILO, SOLO RECIBO MOFAS, BURLAS, CONDOLENCIAS IRONICAS Y MENSAJES DE AMIGOS QUE DICEN TEXTUALMENTE ” si yo fuera el comisionado los dejaba fuera del equipo cuba por falta de dignidad ,lo primero que hay que hacer es adorar y querer su terruño y estas estrellas pasaran a la historia como los peloteros mas insípidos , menos influyentes ,yokis,de una provincia grande y generosa con una tremenda paciencia .” ESTO NO LO DIGO YO PORQUE RESPETO MUCHO A LAS ESTRELLAS DE SSP, PERO NO TENGO ELEMENTOS PARA REBATIR LO QUE TODOS COMENTAN . LA VERDAD ES QUE NO SE MUESTRAN AGRESIVOS NI TEMERARIOS . REALMENTE DUELE MUCHISIMO Y RECUERDO UN TRABAJO DE ELSA , ES DECIR UNA ENTREVISTA A LOURDES EL PASADO AÑO, DONDE SE DEMUESTRA QUE ÉL TENÍA RAZÓN, NO ES EL MANAGER: ELLOS NO VAN A GANAR HASTA QUE ELLOS MISMOS NO SE LO CREAN. PIENSO QUE LES PUEDEN TRAER AL MEJOR MANAGER DE CUALQUIER LIGA DEL MUNDO Y NO LO LOGRARÁN. OJALÁ LOS QUE LLEVAMOS UNA DÉCADA SUFRIENDO DESDE JUNIO DEL 2002 CUANDO EL FATIDICO PONCHE FRENTE A OSCAR GIL, PODAMOS VER UN SSP CAMPEON, EN MI MODESTA OPINIÓN LOS ACTUALES REGULARES NUNCA LO VAN A LOGRAR PORQUE EL FANTASMA DE ELLOS MISMOS, CADA AÑO SE POTENCIA.

  4. ELSA RAMOS, ES SIN DUDA PARA MI LA MEJOR PERIODISTA QUE HE LEIDO, FELICIDADES, NUEVAMENTE ME DEJA CON LA BOCA ABIERTA, LEYENDO MIS PENSAMIENTOS Y DE SEGURO LA DE MILES DE AFICIONADOS, UN SALUDO DE UN HOLGUINERO, TIENE QUE LLEGAR ALGUIEN, Y SE OLVIDE DE LOS NOMBRES, Y PONGA A JUGAR QUIEN MERECE JUGAR, EL QUE QUIERA SALIR DE UN TERRENO DE PELOTA SIN RASPARSE EL CODO, O ENSUSIARSE EL PANTALON QUE NO JUEGE, COMO YULIESKY, QUE NO DUDO QUE SEA EXTRAORDINARIO, BATEANDO 247 , ESTE DE CUARTO BATE, O ERIEL, SOLO CEPEDA DEMOSTRANDO QUE BATEA EN DONDE SEA, SALUDOS,

  5. cero que es muy acertedo el comentario sobre los gallos, que ya no duele tanto porque muchos sabiamos desde el quinto juego como serian las cosas.

  6. Pancho Alegre

    Los mèritos para el comentario. Para LOs GAllos, el demèrito, ese, que apunta a no respetar a una aficiòn, que cuando se pensaba no se moverìa de su casa para asistir a los estadios, hizo lo contrario, los abarrotò, e incluso, en el Play Off, hizo del Huelga el escenario para el genial espectàculo, solo que otras vez..y esta es la décma, los actores volvieron a deslucirse, como casi siempre, incluso, haciendo cosas tan bajas como el injustificable pizotón a Santoya en primera base por parte de Eriel..¿sería la impotencia?
    Ya nos hemos dado cuanta una vez más que el hábito no hace al monje..las figuras, esas estrellas que estàn en la nómina del equipo Sancti Spíritus, pueden atesorar números espectáculares, pero los números no dan el triunfo, lo da el meter el cuerpo cuando hay que meterlo, lo da el valor, la entrega, el coraje, la disposición y la firmeza que existió en un Ismel Jiménez que se echó al equipo sobre su brazo..o a esos que gracias a las lesiones de algunos sembrados, abandonaron el banco en la recta final, y de suplentes se convirtieron en los protagonistas de la clasificación.
    Y esos nunca más vieron una oportunidad, todo lo contrario a los peloteros de MAtanzas, que cada cual tuvo su momento, su instante. Por eso Víctor sigue siendo grande, amén de sus detractores, dio lecciones de estartegia y de tranquilidad, confiado en lo que sus muchachos eran capaces de hacer (habrìa que ver si en la dirección técnica de Sancti Spíritus se sabe lo mismo, o sea, qué puede aportar cada quien).
    Puedes caminar las calles de la provincia, se habla de beisbol, pero con criterios similares, sobre este otro GALLICIDIO. Sería oportuno cambiar de mascota, porque es una deshonra a Blandino,a Lourdes, a Verdura, a Huelga y a otros. Ya no es cuestiòn de managers, Los Gallos necesitan algo más; necesitan lo que no se aprende en las academias, porque ese ingrediente que falta está en el corazón.
    Habría que preguntarse desde ya, qué hará la afición en la venidera serie, si apoyar o irse tranquilamente a la feria a beber cervezas sin acordarse tansiquiera de que hay beisbol en Sancti Spíritus.
    HAce solo unos minutos un estelar pelotero comentaba ante un grupo de aficionados: “me acuerdo ahora de Cheito Rodríguez, el actual coach de MAtanzas, quien casi nunca fallaba cuando había que empujar; las pocas veces que fallaba no se podía ni hablar con él..hoy, las estrellas fallan y al momento están riéndose en el banco, o dándoselas de guapos con el contrario, pero nunca dando una línea..o sea, guapería barata que no cabe en el beisbol”..sería bueno que alguien recopilara momentos de los Cheito, Casanova, Linares, Kindelán, Olivera, Muñoz, Lourdes..y otros..y se los mostraran como clases prácticas a nuestros “Gallitos”…para nada quiero hacer comparaciones..hay mucho que aprender, desde la psicología de un Víctor Mesa que demuestra por qué se dice fue uno de los peloteros más inteligentes de nuestro beisbol..hasta cómo entregarse para deleitar a una afición, noble y fiel, auqnue en los ejemplos surjan nombres como el de Santoya, que le demostró a sus antiguos compañeros que podían confiar un poco más en él, como lo hizo Víctor. Quse siga el play off, una vez más sin Los GAllos.

    • Carlos Bernal

      Coincido totalmente con el comentario de Pancho Alegre, es mucho lo que falta que hacer por el beisboll en Sancti Spíiruts.
      Alguién comentó hace unos días que, perdiendo un juego por cuatro carreras,se practicaba regaton en el banco. Eso es muestra de falta de disciplina y exigencia. Estoy seguro que de quien le baile a Víctor durante el juego sale del equipo, pero aquí no pasa nada.
      Sin esas dos cosas, disciplina y exigencia, nada puede salir bien. Se debe comenzar por ahí, porque lo otro es el resultado de esto.

  7. José Luis Luna Carballo

    Y aunque debiéramos ya estar acostumbrados, aún amanecemos con arena en los ojos debido al insomnio.

  8. Jorge Enrique

    Como siempre, describes magistralmente la cruda realidad de los ¿¿¿¿¿gallos????? Huelgan los comentarios.

    Saludos
    JorgeE

    • Dennis Rosales Cabrales

      El año pasado envié un comentario a este diario sobre una de las causas del porque Santic Spiritus termina dando la nota negativa y es que nadie se da cuenta de que Yuliesky año tras año no batea en Play Off con tamaña responsabilidad que tiene en la alineación lo mismo sucedía con en el CUBA como 3er bate por eso mientras que no sean capaz de sentarlo o moverlo por su bajo rendimiento pienso que nunca van a clasificar ya que con todo respecto a su personlaidad no se crece, no demuestra garra dada su calidad y los contrarios le han pérdido el respeto creo que ya es hora y tiempo de saber quienes son los hombres hechos para estos juegos y como dije anteriomenete esa generación se está esfumando poco a poco con el tiempo y va a llegar el momento de que no clasificaran porque trayendo un ejemplo hombres como el Santiaguero Bell están hecho para estos momento este jugador tiene 19 cudrangulares en post temporada y ya hace 2 años que su equipo no clasifica y el record lo tiene ese grande que es Omar línres con 27, mis respeto para Cepeda que años tras año deja en el terreno su calidady de eso que no tenga duda nadie y también para Ismel Jímenez que si yo hubiera sido el director lo hubiera reservado para los últimos 5 innig. saludos y como dicen ustedes hasta el próximo año sabiendo de antemano lo va a suceder

    • Dennis Rosales Cabrales

      El año pasado envié un comentario a este diario sobre una de las causas del porque Santic Spiritus termina dando la nota negativa y es que nadie se da cuenta de que Yuliesky año tras año no batea en Play Off con tamaña responsabilidad que tiene en la alineación lo mismo sucedía cuando estaba de 3er bate con el equipo nacional, por eso mientras que no sean capaz de sentarlo o moverlo por su bajo rendimiento pienso que nunca van a clasificar ya que con todo respecto a su personalidad no se crece, no demuestra garra dada su calidad y los contrarios le han pérdido el respeto creo que ya es hora y tiempo de saber quienes son los hombres hechos para estos juegos y como dije anteriomenete esa generación se está esfumando poco a poco con el tiempo y va a llegar el momento de que no clasificaran porque trayendo un ejemplo hombres como el Santiaguero Bell están hecho para estos momento este jugador tiene 19 cudrangulares en post temporada y ya hace 2 años que su equipo no clasifica y el record lo tiene ese grande que es Omar línares con 27, mis respeto para Cepeda que años tras año deja en el terreno su sello de calidad y de eso que no tenga duda nadie y también para Ismel Jímenez que si yo hubiera sido el director lo hubiera reservado para los últimos 5 innig. saludos y como dicen ustedes hasta el próximo año sabiendo de antemano lo que va a suceder

  9. Seguimos con la filosofía de jugar como nunca y perder como siempre. Ese equipo no merece su afición. Cualquier rival le pierde el respeto y, cuando comenzaba el play-off, hasta los periodistas de la red nacional pronosticaban el fin de los ¿Gallos? dada su tradición de no saber rematar.

    No se confió en el banco que tanto respondió cuando el equipo mejor lo necesitaba, incluso dejando a un Duniesky Barroso que promediaba poco y solo servia para roletear por el cuadro, contando con noveles de calidad como Angel Luis García o Lourdes Y. Gourriel. Cuando se miraba al banco de los dos equipos se veía a un Victor encendido, metido en cada jugada, en cada decisión y, por el otro lado, a un Zamora apagado, apático, ido.

    En mi opinión, el juego decisivo del play off lo regalaron desde aquella vez en que ganando 3×1 regalaron el juego, primero un Barroso tirandose al frente para hacer triple un hit, después un Angel Peña con ojos saltones que lanzaba desconcentrado. Despues los errores mentales…en fin más de lo mismo.

    Las palmas para Ismel, que se consagró como el pitcher más ganador de la justa y para Cepeda que sé que jugaba aún resentido de su hombro. Tan solo había que observar la forma en que le tiraba a la pelota para saber que tenía miedo de lesionarse.

    Esta mañana, las calles espirituanas eran monotemáticas y siempre se escuchaba el mismo rumor: “Esa película ya sabíamos en que acababa….esa gente no merece ni el apodo que tienen”..en fin, otro año más que se nos fue y de seguro, el próximo o no clasificamos o nos despedimos en los cuartos de final con el rival que sea.

  10. Lo venia vnir desde que lo vi. Hay que ver que cuando se ve algo no se ve bien porque no se sabe que es lo que estas viendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *