Héroes del Moncada en la memoria de la celebración del 26 de Julio en Cuba

Plaza Mariana Grajales de Guantánamo. (foto: AIN)Bailes folclóricos al toque de tambores, en evocación de las tradiciones africanas, dieron inicio a la celebración que tiene lugar esta mañana en la más oriental provincia de Cuba.

Con la colocación de una ofrenda floral ante el monumento a los mártires caídos por la defensa de la Patria, a cargo de un combatiente de la heroica gesta, un joven y una pionera, a lo que siguieron las notas de nuestro Himno Nacional, comenzó en Guantánamo el Acto Central Nacional por el aniversario 59 del asalto a los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo.

Bailes folclóricos al toque de tambores, en evocación de las tradiciones africanas, dieron inicio a la celebración que tiene lugar esta mañana en la más oriental provincia de Cuba. Una danza alegórica al levantamiento del 10 de Octubre y a otros pasajes de la Historia Nacional, con los sucesos del 26 de Julio como ‘leit motiv’, en la que los declamadores se ubicaron en diferentes puntos del cuartel convertido en escuela, arrancó los primeros aplausos de las decenas de miles de asistentes. Luego un trovador guantanamero entonó la Canción del Elegido, dedicada a Frank País por el cantautor Silvio Rodríguez, en tanto niños y jóvenes lugareños dramatizaban la trama de la pieza musical.

Presidido por el general de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, el acto cuenta con la presencia de otros altos dirigentes de la isla, así como con la de Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en Guantánamo,  una representación de los familiares de los Cinco Héroes prisioneros del imperio, la prensa nacional y extranjera acreditada en nuestro país y una nutrida representación del pueblo guantanamero.

Suanel Castillo, pionera de la escuela Vocacional de Arte Regino Eladio Botti, fue la primera en dirigirse al público asistente para referirse al respeto de los derechos de los niños en este pequeño caimán del Caribe y citó ejemplos concretos como el acceso a la Educación, a los servicios de salud, a la recreación y al desarrollo físico e intelectual. “Por estas cosas lindas es que veo la posibilidad de que mis sueños se realicen en el futuro”, dijo la niña, quien expresó que no queremos la guerra, sino la paz, y pidió el regreso de Ramón, René, Gerardo, Fernando y Antonio, para concluir con la afirmación a Fidel y a Raúl de que el ejército de niños cubanos no defraudará a su Revolución y seguirá conquistando el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *