Inmersa Sancti Spíritus en labores de recuperación tras las intensas lluvias (+fotos)

Este domingo se reanudó la cosecha de arroz en el Sur del Jíbaro.Tras las intensas lluvias que azotaron a este territorio de la región central de Cuba durante varios días que crearon una compleja situación de incomunicaciones, de rápido aumento del volumen de los embalses y de severas inundaciones, Sancti Spíritus muestra al término del fin de semana un trabajo encaminado hacia la recuperación de la vitalidad socioeconómica, aunque prevalecen afectaciones que recabarán más tiempo y determinados recursos para resolverlas

Sobre tal realidad y a partir del levantamiento de los daños en cada sector y territorio, en la última sesión de trabajo del Consejo de Defensa Provincial en la noche del domingo, se orientó intensificar las labores y el nivel de soluciones a los múltiples problemas causados por esta adversidad climática.

“Hay que trabajar a paso doble, son tan grandes las afectaciones que no admiten demoras”, resaltó José Ramón Monteagudo, Presidente del Consejo de Defensa Provincial; “a todas las afectaciones hay que buscarle solución”, expresó.

La reanudación de la cosecha arrocera en las áreas del Complejo Sur del Jíbaro, sobresale entre las respuestas más inmediatas del territorio y, al cierre de la pasada jornada, se reportaban cortes del grano en varias unidades estatales y del sector cooperativo y campesino.

Sin embargo, se recabó brindar una atención especial al Complejo arrocero, ante el severo daño sufrido en su infraestructura vial que no permite extender la cosecha a otras unidades y para el traslado del grano hacia las plantas de secado.

Se conoció en la evaluación del Consejo de Defensa Provincial, que la provincia puede a mediados de semana recuperar los ritmos de producción de leche concebidos para esta etapa, se definen estrategias para reprogramar las siembras de cultivos varios y comenzar a revertir la situación de la Agricultura Urbana, que reporta dañados más del 40 por ciento de los canteros.

Particular seguimiento se le brinda a la vigilancia de las presas, dado sus altos volúmenes de agua; de ahí que los máximos directivos de Recursos Hidráulicos en Sancti Spíritus, informaron que hay estabilidad en los parámetros y el estado de los embalses y catalogan de favorable la situación de los acuatorios de la provincia.

La presa Zaza, la mayor de Cuba, había bajado su volumen este domingo, hasta los 887 millones de metros cúbicos de agua –el 89 por ciento de su capacidad normal-, a la vez que fueron cerradas cuatro compuertas del aliviadero y se mantienen dos en funcionamiento, estrategia que permite, según los especialistas, operar el embalse acorde con el actual nivel de los escurrimientos.

Sectores como las Comunicaciones y la rama eléctrica consiguen adelantos en la recuperación de las averías; mientras los viales mantienen una situación adversa con unos 40 kilómetros de carreteras principales dañadas y varios puentes y alcantarillas.

También se conoció que hasta este domingo permanecían aisladas una decena de comunidades rurales, principalmente por la rotura de las vías de acceso, en tanto se reportan trabajos en varias direcciones para solucionar los problemas creados en el abasto de agua, con las acciones de mayor envergadura en Trinidad y en la comunidad de Los Tramojos, en Taguasco.

La atención a los más de 6 000 pobladores de las comunidades ubicadas aguas abajo de la presa Zaza y que están evacuados desde el viernes en Sancti Spíritus, ocupa otra de las prioridades en esta etapa de recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *