La hora de Luminaria cumple dos años

La hora de Luminaria se ha convertido en una cita imprescindible en el panorama literario provincial. Auspiciado por Ediciones Luminaria y conducido por Arturo Delgado Pruna, la tertulia ha legitimado su rol en la promoción del fenómeno literario.

Para cuando sale a la calle, con todos los santos y señas en la carátula, el libro ya ha recorrido el largo camino editorial, un enrevesado y no menos fascinante trayecto que pone punto final, con la encuadernación de los folios, al proceso de creación que había comenzado el escritor a solas, frente a la cuartilla en blanco.

En semejante periplo, sin embargo, pocos lectores reparan, lo cual convierte al editor en una figura prácticamente anónima que sufre los deslices estilísticos de los consagrados, pule sus textos y, en el peor de los casos, sobrelleva con estoicismo el bochorno de las erratas.

Ahí radica, justamente, el mérito de La hora de Luminaria, un espacio que el sello espirituano concibió, en principio, para promocionar la labor editorial y que ha desbordado sus cauces originales hasta convertirse, a dos años de la primera tertulia, en una cita imprescindible en el panorama literario provincial.

Auspiciado por Ediciones Luminaria y conducido por Arturo Delgado Pruna, La hora… ha venido hurgando libro adentro en temáticas tan variopintas como la edición de historietas en Cuba, el rescate de la memoria histórica de la Revolución, los textos de divulgación científica, la subvención editorial en Cuba y el extranjero, la identidad de género en las publicaciones periódicas espirituanas antes de 1959 y un larguísimo etcétera de asuntos que centran los debate con periodicidad mensual.

Hasta el Poligráfico de Santa Clara, donde se imprimen las carátulas de los textos de Luminaria, han llegado los contertulios, ya que una de las peculiaridades de la peña radica en no ceñirse a un espacio fijo, sino trasladarse a diversos escenarios en una suerte de corrillo itinerante que ha plantado bandera durante estos dos años en sitios como la sede espirituana de la UNEAC, la Biblioteca Provincial, el Museo Casa Natal de Serafín Sánchez, la Casa de la Guayabera y la Universidad de Sancti Spíritus José Martí.

Según Delgado Pruna, La hora… es un empeño compartido por todo el colectivo de Ediciones Luminaria, un equipo compuesto por diseñadores, editores, ilustradores y directivos que sugieren temas, aportan ideas y promocionan los encuentros de cada mes, “hasta donde sabemos, el único de su tipo que se realiza en el país”, aclara.

Fundado a partir de la introducción de la tecnología de impresión Risograph, el sello espirituano actualmente labora en el perfeccionamiento de los mecanismos articulados para la publicación de los mejores exponentes de la literatura espirituana.

One comment

  1. Hay que quitarse el sombrero por esta original tertulia pues le da reconocimiento a muchos como los editores que son los correctores y la realidad son los que realza el valor de los escritores y esto consiente o no consiente se hacen los chivos tontos para ni tan siquiera en publico se muestran agradecidos por el mago salvador y prefieren llevarse los honores solos la gran mayor parte de los escritores son como los doctores cuando hacen una receta poniendo barbaridad y enormes faltas ortograficas pero desde que el mundo es mundo las cabras siempre tiran al monte felicidades a la tertulia de LUMINARIA y a todos sus miembros. Lazaro izquierdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *