Periódico de Sancti Spíritus

La reconstrucción de Haití es una deuda con ese pueblo, afirma Cuba

El papel de la ONU es apoyar al gobierno y al pueblo haitianos.La reconstrucción de Haití es una deuda con ese pueblo que, luego de tres siglos de colonialismo, protagonizó la primera revolución social del continente americano, expresó este miércoles en Ginebra la delegada cubana Yumirka Fernández.
Durante el debate interactivo en el Consejo de Derechos Humanos con el experto independiente sobre Haití, se refirió Fernández a la responsabilidad de la comunidad internacional con la situación enfrentada por ese país, que en 2010 fue afectado por un devastador terremoto.
“Lamentablemente los montos de ayuda financiera y material comprometidos no han sido aportados. No se ha respetado la voluntad del gobierno haitiano, ni se ha prestado atención a sus prioridades”, afirmó.
Fernández recordó que Cuba, a pesar del bloqueo estadounidense, brinda su solidaridad a esa nación, en conjunto con los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).
La prioridad ha estado en la creación de un sistema integral de salud que muestra resultados palpables y cuya esencia radica en satisfacer las necesidades de la población más vulnerable.
La cooperación cubana en Haití está presente, además, en los sectores de la educación, agricultura, la industria sideromecánica, cultura y deportes, dijo.
Cuba también ha recibido el respaldo de varios países de América Latina y del mundo para la ejecución de programas y proyectos tripartitos de importancia para la reconstrucción de la nación caribeña.
Lamentablemente -dijo- el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba ha impedido en varias ocasiones que sean realizadas transferencias de dinero a cuentas de la mayor de las Antillas, aún cuando se trate de ayuda humanitaria para Haití.
La delegada cubana declaró que los gobiernos y actores internacionales deben honrar el compromiso asumido en 2010 para la recuperación y reconstrucción de ese territorio.
“Haití no precisa de una fuerza de ocupación, ni puede convertirse en un protectorado de las Naciones Unidas. El papel de la ONU es apoyar al gobierno y al pueblo haitianos en la consolidación de su soberanía y autodeterminación”, expresó la representante cubana.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.