La telefonía busca renovación en Sancti Spíritus

Los gabinetes representan unas 900 líneas cada uno. Según las autoridades del sector en esta provincia, el pasado año se destinaron 2 700 000 de pesos a las obras del Ministerio de las Informática y las Telecomunicaciones centradas mayormente en la telefonía.

Dejar atrás años de atraso y lograr el desarrollo de la telefonía con pensamiento creativo, a partir de las necesidades del territorio, es la principal prioridad de las inversiones previstas por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) en Sancti Spíritus, lo que se sustentará en el completamiento de los gabinetes integrales y el programa de digitalización telefónica.

Según las autoridades del sector, el pasado año se destinaron 2 700 000 de pesos a las obras del Ministerio de las Informática y las Telecomunicaciones centradas mayormente en la telefonía, las que tuvieron su mayor empuje en el último trimestre del 2011. Los trabajos permitieron que la provincia terminara el año con un 94,4 por ciento de digitalización, con el incremento del servicio en un grupo de líneas nuevas, a pesar de que todavía quedan centrales analógicas en sitios como Banao, Arroyo Blanco, Iguará, Venega, Mayajigua, Guayos y Santa Lucía, por no disponer de acceso a la fibra óptica, enlace necesario para poder contar con estos servicios.

Aunque el monto para inversiones de este año es menor, se aspira  al montaje de otros gabinetes integrales entre ellos los que ofrecerán capacidades en el Reparto Toyo, en la ciudad cabecera espirituana, y quedan también pendientes los repartos Canaria, en Cabaiguán, y Rosario, en Fomento, que completarán la nómina de las 12 centrales digitales asignadas a la provincia, las cuales deberán estar listas cuando concluya este año.

A pesar de que Sancti Spíritus es de los territorios de mayor atraso en materia de telefonía en el país, figura entre los de mayor cantidad de gabinetes instalados, gracias a la recuperación de materiales que permanecían desechados, tales como crucetas, aislantes, alambre y postes telefónicos, estos últimos con un valor, en el mercado internacional superior a los 200 dólares cada uno.

Aun cuando restan miles de familias que no disponen del servicio dentro de la vivienda, con las centrales digitales el beneficio ha llegado hasta las comunidades rurales, de manera que Sancti Spíritus alcanza hoy una densidad total (incluida la telefonía móvil) de 17,17 teléfonos por cada 100 habitantes, cifra muy superior a la de 7,84 que existía hace tres años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *