Periódico de Sancti Spíritus

Latinoamérica: Correa atribuye desigualdad al neoliberalismo

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, señaló este martes que la desigualdad existente en Latinoamérica se debe al neoliberalismo y abogó por la enfocar las políticas públicas para revertir esa situación.
Ante el auditorio del Centro Tecnológico Naval de Guayaquil, provincia de Guayas, a donde fue invitado, Correa abordó la aplicación del socialismo en modelos políticos y económicos suramericanos.

El mandatario definió al socialismo del siglo XXI con la palabra justicia y señaló que la pobreza que vive esta región, la más desigual del planeta, no es producto de la escasez de recursos, sino básicamente de sistemas inadecuados y perversos.

Consideró que el neoliberalismo influenció también en la cultura, promoviendo modos de vida apreciados como normales, pero excluyentes, por lo que sugirió la necesidad de un cambio cultural para el desarrollo.

Se cuestionó la existencia de individuos que duermen tranquilos sabiendo que el gerente de un banco gana un sueldo de 20 mil dólares, mientras el trabajador que custodia de esa institución alcanza solo los 150 dólares de remuneración.

Correa consideró que el problema de la globalización es que no creó sociedades globales sino mercados globales.

Se debe tener claro, dijo, que América Latina vive hoy un cambio de época y eso explica la cantidad de obstáculos que debe enfrentar en el proceso de transformación.

“La región ha elevado su voz casi al unísono en contra del neoliberalismo”, indicó tras expresar que la realidad del mercado está vigente y su influencia en la sociedad es clara.

Según dijo, es preciso controlar el mercado y no viceversa, a partir de una acción colectiva.

Correa enumeró resultados de Ecuador en los últimos años del Gobierno de la Revolución Ciudadana, como por ejemplo la recaudación de un 104 por ciento más en materia de impuestos, expresados en cinco mil millones de dólares, utilizados en obras y en el desarrollo con adecuado gasto público.

Citó, además, la renegociación de los contratos petroleros, el manejo correcto del pago de deuda y el control del poder del mercado, lo cual consideró clave para mejorar la distribución de la riqueza en el país.

Por otra parte, se aprobó en Ecuador la Ley Antimonopolio y se pusieron en práctica paradigmas en contra de la concentración económica y la privatización, establecidos en la Constitución y en la consulta popular realizada hace un año.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.