Método cubano Yo, sí puedo se afianza en provincia ecuatoriana

El método Yo, sí puedo es aplicado en estos momentos en 13 de las 24 provincias en Ecuador.Unos cinco mil 100 ecuatorianos radicados en la provincia de Tungurahua concluirán próximamente la primera etapa en su proceso de alfabetización a través del método cubano Yo, sí puedo.

El coordinador de la isla caribeña en ese territorio, Wilfredo Campos, señaló a Prensa Latina que del total de inscritos vencerán los contenidos alrededor del 99,55 por ciento en las próximas dos semanas.

Campos describió el éxito de la aplicación de la estrategia diseñada en Cuba para enseñar a leer y escribir a poblaciones iletradas en la región, incluso en diferentes idiomas.

El educador cubano manifestó que la socialización del programa de alfabetización antes de su inicio para explicar sus objetivos permitió aglutinar a los factores de la comunidad en torno a éste, lo cual, dijo, contribuyó a mantener una asistencia diaria del 96 por ciento.

«Los docentes que participan en el proyecto son de los cantones y parroquias, donde ellos mismos están alfabetizando, por lo que conocen a las personas, su cultura y ello ayudó a la inscripción y la retención escolar», señaló Campos.

Describió que un factor decisivo también resultó la participación de estudiantes incorporados a la impartición de charlas sobre la nutrición, equidad de género, violencia intrafamiliar, la realización de dramatizaciones y la confección de medios de enseñanza.

A su juicio, estas actividades derivaron en la integralidad del programa, a lo cual se suma que fueron pesquisadas más de dos mil personas con necesidades de atención oftalmológica, incluso de intervenciones quirúrgicas, que están siendo atendidas por la misión médica cubana aquí.

El experto indicó que por la edad avanzada de un número importante de participantes en el proceso de alfabetización, muchos de ellos presentan problemas de la visión por lo que han sido remitidos al Hospital Eloy Alfaro, en la zona de Latacunga.

En esa instalación se desarrolla la llamada Misión Milagro, mediante la cual especialistas de la isla ofrecen servicios gratuitos a las poblaciones en el campo de la oftalmología, por lo cual se facilitó la atención de dos mil 680 personas, a quienes se les entregan incluso los lentes o se les realizan operaciones.

Unos 300 alumnos de Yo, sí puedo pertenecientes a cinco cantones (municipios) de Tungurahua se someterán a intervenciones quirúrgicas sin costo alguno, mientras en los centros médicos de las parroquias se establecieron coordinaciones para que los alfabetizados puedan resolver otros asuntos de la salud.

Campos destacó la preparación de los docentes ecuatorianos para impartir el método cubano y señaló entre los principales resultados la asimilación de los lineamientos del programa para su aplicación y la capacitación de los técnicos territoriales.

Respecto a la experiencia de la labor en Ecuador, el coordinador de Tungurahua señaló que ha sido extraordinaria, al tiempo que destacó que los habitantes de este país son patriotas, abnegados y responsables en la tarea que han asumido.

«Los ecuatorianos nos han permitido ser parte de su historia y nosotros estamos orgullosos por ello», concluyó el docente.

La víspera, la ministra de Educación de Ecuador, Gloria Vidal, envió un mensaje de salutación a los participantes en este programa de educación básica para jóvenes y adultos en marcha en el país.

El método Yo, sí puedo es aplicado en estos momentos en 13 de las 24 provincias del país, con el propósito de reducir el seis por ciento de analfabetismo existente en Ecuador, al enseñar las letras a más de 62 mil personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *