Persiste la sequía en Sancti Spíritus

Los bajos niveles de la presa Zaza obligan a restringir los consumos habituales de sus clientes. Se repite el panorama de años anteriores con la escasez de precipitaciones que afectan a todo el territorio. Los bajos niveles de la presa Zaza pueden limitar la campaña arrocera del sur.

En lenguaje informático podría decirse que el actual período seco constituye una especie de corta y pega de anteriores etapas pues durante los últimos años las sequías se han establecido con su presencia recurrente en el almanaque geográfico espirituano.

Según trascendió en el último encuentro del Grupo multidisciplinario de uso racional del agua en la provincia, de noviembre a marzo ha llovido alrededor del 65 por ciento de la media histórica para ese período y los días transcurridos de abril refuerzan esa tendencia.

Sin desestimar la inestabilidad que ha caracterizado los modelos de pronósticos a mediano y largo plazo con notables diferencias en breves lapsos, el Centro Meteorológico Provincial no predice un período lluvioso con abundantes lluvias, al menos en sus meses iniciales.

Hasta el momento, los embalses mantienen su capacidad de llenado cubierta con menos del 30 por ciento, algo más desfavorable que en igual etapa del 2011. Las presas de abasto a la población aún se encuentran en condiciones de garantizarlo.

Específicamente la presa Zaza acumula alrededor de 238 000 metros cúbicos, lo cual ha obligado a Recursos Hidráulicos a emitir las primeras alertas con inminentes regulaciones para el consumo, principalmente en la arrocera, donde podría limitarse la campaña de siembra, en pos de preservar las reservas actuales para las áreas ya plantadas. Además, próximamente debe iniciarse un bastión pesquero con el fin de evitar posibles muertes de animales en ese espejo.

En la actualidad, más de 40 fuentes de abasto se encuentran afectadas por la sequía, fundamentalmente en Sancti Spíritus, Fomento y Trinidad, con la consiguiente limitación del servicio para unos 36 650 habitantes. Ante este panorama, con propensión a empeorar, todos los llamados a extremar el ahorro de agua parecen pocos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *