Periódico de Sancti Spíritus

Prevaleció el desacuerdo en cumbre europea sobre presupuesto

Durao Barroso (izq) y Van Rompuy, al término de la cumbre. (Foto AFP)El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, dio por terminada este viernes sin ningún acuerdo la Eurocumbre sobre el presupuesto para el período 2014-2020, valorado en cerca de un billón (millón de millones) de euros.

Ante la falta de cohesión para el plan de gastos de los próximos siete años, consideró que no era posible llegar a una conciliación y convocó otra cita para principios de 2013.

Los 27 países del bloque europeo tienen que consensuar cuál es el techo de gasto para ese periodo y las líneas directrices sobre cómo se van a distribuir esos fondos.

Rompuy reconoció en conferencia de prensa, al término de la cumbre, que en las charlas bilaterales de este jueves y el debate del Consejo Europeo mostraron cierto grado de convergencia para alcanzar un acuerdo en la próxima cita.

Sin embargo, no descartó nuevos recortes, pero sin improvisación porque se estarán tocando empleos y otros asuntos muy sensibles para la región.

Las posiciones continuaron muy distantes: Alemania, Reino Unido, Holanda, Suecia Dinamarca, Austria y Finlandia piden recortes de al menos 80 mil millones de euros al presupuesto, otros países mucho más.

Mientras, cinco de ellos, Alemania, Reino Unido, Holanda, Austria y Suecia, reclaman mantener sus particulares cheques (como se denominan a las correcciones sobre el presupuesto final para reducir su nivel de aportaciones).

Entretanto, Francia, España e Irlanda se aliaron para pedir seis mil millones de euros más para las partidas de Agricultura y Pesca.

Esta cifra se añadiría a los siete mil 700 millones extra que propuso Herman Van Rompuy.

Al respecto, la canciller de Alemania, Angela Merkel, afirmó que pese a la falta de acuerdo en la cumbre extraordinaria de presupuesto de la Unión Europea, hay suficiente potencial como para que los países alcancen un pacto a principios de año.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.